09/08/2022

La llegada de Massa como "super ministro", provoca un fuerte reacomodamiento de cargos



Con Sergio Massa preparándose para asumir la semana entrante como una suerte de superministro del Gobierno Nacional, con manejo absoluto de la economía y concentrando varios ministerios bajo su órbita, Silvina Batakis le presentó de palabra su renuncia al presidente Alberto Fernández, quien le pidió que se quede en la gestión, y un par de horas depués fue anunciadada su llegada como titular del Banco Nación . Gustavo Beliz, secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia y muy cercano a Fernández, también renunció este jueves a su cargo de manera indeclinable y su lugar sera ocupado por Mercedes Marcó del Pont, quien hasta hoy se desempañaba al frente de la AFIP.

La llegada de Massa también empujó la renuncia del ministro de la Producción Daniel Scioli quien, de acuerdo a lo informado por fuentes del Gobierno Nacional, vuelve a la Embajada Argentina en Brasil, y de Julián Dominguez, a quienes el presidente ya le aceptó la renuncia y no seguirá en el Gobierno.
 
La decisión de la llegada de Massa, un secreto a voces que se conoce desde ayer, aunque viene siendo fogoneada desde mucho antes, fue anunciada mediante un breve comunicado de la Presidencia de la Nación que señala que “el presidente Alberto Fernández decidió reorganizar las áreas económicas de su gabinete para un mejor funcionamiento, coordinación y gestión", dice.
 
Y sigue: "En ese sentido, se unificarán los ministerios de Economía, Desarrollo Productivo y Agricultura, Ganadería y Pesca, incluyendo además las relaciones con los organismos internacionales, bilaterales y multilaterales de crédito".
 
"El nuevo ministerio estará a cargo de Sergio Massa, actual presidente de la Cámara de Diputados, a partir de que se resuelva su alejamiento de su banca", concluye.

El anuncio iba a ser realizado por la desgastada vocera presidencial Gabriela Cerruti, pero finalmente la rueda de premnsa que en un principio se convocó para las 17.15 fue postergada y después finalmente reemplazada por un escueto comunicado que tarscendió alrededor de las 17. 
 
Este jueves, después de dos horas a solas con Alberto Fernández, Silvina Batakis se fue de la Casa Rosada como ex ministra a menos de un mes de asumir y a 48 horas después de haber sido enviada a “dar la cara” ante los organismos internacionales de crédito. Ahora el jefe de Estado le pidió que se quedara en la gestión y finalmente ambos acordaron seguir conversando sobre el papel que tendrá de aquí en más.
 
La funcionaria había aterrizado este jueves a la mañana en Buenos Aires de su viaje a Washington en medio de la tormenta de trascendidos que circulaban desde las últimas 48 horas y a poco menos de dos horas de que Massa se reuniera con Fernández en la Quinta de Olivos para cerrar su llegada al Gabinete del gobierno del que forma parte desde el 2019.
 
Massa en el Poder Ejecutivo funcionará como un “súper ministro” coordinador del equipo económico. El ingreso del líder del Frente Renovador no sería el único cambio en carpeta. Los gobernadores en una reunión con el Presidente le reclamaron cambios urgentes, y dentro de esos cambios podrían figurar, por ejemplo el alejamiento del ministro de trabajo Claudio Moroni, a quien la vicepresidente Cristina Kirchner y La Cámpora pretenden correr desde hace tiempo.  Algunos aseguran que ya habría presentado su renuncia.
 
Claro que estos cambios, la salida de Batakis, Scioli y Beliz, no son el fin del intento por vaciar absolutamente de poder al Presidente Alberto Fernández, dejándolo sin ningún colaborador de su confianza. El kirchnerismo duro, que responde a la vicepresidente y a su hijo Máximo Kirchner, van también por la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra.
 
El área de legal y técnica es la que elabora los decretos, y la vice presidente entiende que Ibarra, frena las ideas que plantean desde su espacio.

Del equipo presentado por el presidente Fernández al asumir, el kirchnerismo duró ya consiguió dejar fuera del gabinete a Marcela Losardo, Ginés González García, Luis Basterra, Nicolás Trotta, Felipe Solá, Sabina Frederic, Juan Pablo Biondi, Matías Kulfas, Martín Guzmán y Gustavo Beliz. Y van por mas, Fernández en tanto esta cada vez mas aislado y vacío de poder.

Este jueves, también tuvo que alejarse de su cargo tras 44 días de gestión, el ex gobernador bonaerense Daniel Scioli, quien se desempeñaba como ministro de Desarrollo Productivo y con quien Massa mantiene un viejo y áspero enfrentamiento. Alrededor de las 15 de este jueves, cuando la decisión de Massa súper ministro estaba tomada, Scioli ingresó a Casa Rosada para reunirse a solas con el Presidente en su despacho. Se fue minutos antes de las 16.30. sin realizar declaraciones. Mas tarde se anunció su regreso a la Embajada en Brasil.
 
Mientras Fernández dialogaba con algunos funcionarios y algunos ex, Massa se encontraba en sus oficinas delineando los próximos pasos, luego de haberse reunido también con la vicepresidente Cristina Kirchner.

La primer pulseada fuerte entre Massa y el Kirchnerismo duro se dió por el reemplazo de Marcó del Pont al frente de la Afip. El nuevo super ministro que llegó -supuestamente- con amplias facultades para designar su equipo, intentó colocar allí a Guillermo Michel, actual responsable de la Dirección General de Aduanas.

Pero, finalmente será Carlos Castagnero, contador y exfutbolista, actual director general de Recursos de Seguridad Social de la AFIP, y señalado como un kirchnerista de paladar negro, muy cercano a Alicia Kirchner cuando esta controlaba el Ministerio de Desarrollo Social. CFK 1 - Massa 0.

Se estima que Massa asumiría la próxima semana, probablemente el miércoles o jueves, ya que primero debe resolver su alejamiento de la Cámara de Diputados, algo para lo que convocó a una sesión especial el próximo martes para formalizar su salida del cuerpo, pese a lo cual dijo que desde el lunes comenzara a designar a su equipo de colaboradores.