27/06/2022

Comienza el juicio al exjuez federal Carlos Soto Dávila



Este martes comenzó el juicio al exjuez federal Carlos Soto Davila acusado de cobrar coimas de narcos. En la causa, en la que se investigan los supuestos sobornos pagados por narcotraficantes hay 75 testigos citados, sumados a una decena de testimonios de personas con identidad reservada.

El exjuez federal 1 de Corrientes Carlos Soto Dávila renunció a su cargo por las acusaciones.
Esta acusado de integrar una asociación ilícita dedicada al cobro de coimas junto a funcionarios, abogados y narcotraficantes.

Fuentes judiciales informaron que el Tribunal Oral Federal fijó el inicio del debate para las 15 este martes 21. También se sentarán en el banquillo de los acusados los exsecretarios penales de Soto Davila, Federico Grau y Pablo Molina.

Además, serán juzgados los abogados del foro local Gregorio Giménez, Duylio Barboza Galeano, Omar Antonio Serial, Jorge Vallejos y Tomás Viglione; el exintendente de la ciudad de Empedrado, Juan Manuel Faraone; y los narcotraficantes Federico "Morenita" Marín, Carlos "Cachito" Barreiro y Pablo Torres.

La causa, en la que se investigan las supuestas coimas pagadas por narcotraficantes en busca de alivio procesal, se inició en el Juzgado Federal 12 de la Ciudad de Buenos Aires, por entonces a cargo de Sergio Torres; la Procuración de Narcocriminalidad (Procunar) y las fiscalías correntinas de Flavio Ferrini y Carlos Scahefer.

Una vez elevado a juicio el expediente, los tribunales porteños declararon su incompetencia y se determinó su paso a la órbita federal de Corrientes.

El tribunal a cargo del debate estará integrado por los jueces federales subrogantes Juan Manuel Iglesias, del Chaco; Manuel Alberto Moreira, de Misiones y Rubén Quiñonez, de Formosa.

Según las fuentes, un total de 75 testigos fueron citados a declarar durante las audiencias, sumados a una decena de testimonios de personas con identidad reservada.

Entre quienes deberán brindar declaración se encuentran los jueces federales de Corrientes Gustavo Fresneda y Juan Carlos Vallejos; el fiscal Ferrini, el senador nacional Carlos "Camau" Espínola, el exintendente y actual director de Aña Cuá en Yacyretá, Fabián Ríos; y Claudio Izaguirre, titular de la Asociación Antidrogas Argentina.

Están previstas audiencias de testimoniales hasta el 12 de agosto próximo, en tanto que también conformarán el plexo de pruebas 43 instrumentos documentales, como actuaciones, informes médicos y desgrabaciones de conversaciones telefónicas.

Entre las intervenciones telefónicas que fueron requeridas por el tribunal se hallan las efectuadas al actual fiscal de Estado de la provincia de Corrientes y exministro de Seguridad, Horacio Ortega, a quien el Juzgado Federal 12 de Buenos Aires ordenó hacer un seguimiento en el marco de una causa por narcotráfico.

"Es un juicio que nunca debió haber existido. Hicieron cosas que no le permite la ley y le garantizaron la impunidad a un jefe del narcotráfico. El fiscal protegió a Morenita Marín para poder armar la causa" aseguró Ibarra, abogado de Federico Grau, en diálogo con Radio Dos.

"Inventaron la causa y arruinaron la vida a mi defendido. Son unos mentirosos y esto lo vamos a discutir en el debate. Toda esta causa se sostiene en la idealidad de lo que negociaron con Morenita Marín" remarcó.

"Los que van a terminar en el banquillo de los acusados son los fiscales por armar una causa para cargarse a un juzgado" acusó.

Detalles del juicio

Fuentes judiciales iinformaron que el Tribunal Oral Federal correntino fijó el inicio del debate para las 15 del martes 21 de este mes, cuando también se sentarán en el banquillo de los acusados los exsecretarios penales de Soto Davila, Federico Grau y Pablo Molina.

Además, serán juzgados los abogados del foro local Gregorio Giménez, Duylio Barboza Galeano, Omar Antonio Serial, Jorge Vallejos y Tomás Viglione; el exintendente de la ciudad de Empedrado, Juan Manuel Faraone; y los narcotraficantes Federico "Morenita" Marín, Carlos "Cachito" Barreiro y Pablo Torres.

La causa, en la que se investigan las supuestas coimas pagadas por narcotraficantes en busca de alivio procesal, se inició en el Juzgado Federal 12 de la Ciudad de Buenos Aires, por entonces a cargo de Sergio Torres; la Procuración de Narcocriminalidad (Procunar) y las fiscalías correntinas de Flavio Ferrini y Carlos Scahefer.

Una vez elevado a juicio el expediente, los tribunales porteños declararon su incompetencia y se determinó su paso a la órbita federal de Corrientes.

El tribunal a cargo del debate estará integrado por los jueces federales subrogantes Juan Manuel Iglesias, del Chaco; Manuel Alberto Moreira, de Misiones y Rubén Quiñonez, de Formosa.

Según las fuentes, un total de 75 testigos fueron citados a declarar durante las audiencias, sumados a una decena de testimonios de personas con identidad reservada.

Entre quienes deberán brindar declaración se encuentran los jueces federales de Corrientes Gustavo Fresneda y Juan Carlos Vallejos; el fiscal Ferrini, el senador nacional Carlos "Camau" Espínola, el exintendente y actual director de Aña Cuá en Yacyretá, Fabián Ríos; y Claudio Izaguirre, titular de la Asociación Antidrogas Argentina.

Están previstas audiencias de testimoniales hasta el 12 de agosto próximo, en tanto que también conformarán el plexo de pruebas 43 instrumentos documentales, como actuaciones, informes médicos y desgrabaciones de conversaciones telefónicas.

El ex jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Anibal Ibarra es el abogado defensor de Federico Grau, y este martes afirmó que este "es un juicio que nunca debió haber existido. Hicieron cosas que no le permite la ley y le garantizaron la impunidad a un jefe del narcotráfico. El fiscal protegió a Morenita Marín para poder armar la causa" dijo en diálogo con Radio Dos.

"Inventaron la causa y arruinaron la vida a mi defendido. Son unos mentirosos y esto lo vamos a discutir en el debate. Toda esta causa se sostiene en la idealidad de lo que negociaron con Morenita Marín" remarcó.

"Los que van a terminar en el banquillo de los acusados son los fiscales por armar una causa para cargarse a un juzgado" acusó el hoy dirigente político kichnerista.