27/06/2022

La literatura y el chamamé de Curuzú Cuatiá confluyeron en la Feria del Libro



“Fue un momento muy lindo que vivimos”, dijo la directora de Cultura de Curuzú Cuatiá, Virginia Aguirre Talamona al comentar la experiencia de la presentación de la colección Flor del Espinillo en el marco de la Feria Internacional del Libro en Buenos Aires.  La presentación fue el domingo pasado en horario central -19 horas-; en el marco de un espacio “bellísimo como fue el stand de Corrientes en el que debo reconocer nos trataron muy bien por lo que agradecemos al presidente del Instituto de Cultura, Gabriel Romero y también al gobernador por el apoyo a la cultura. Esto, no sólo por la presentación de nuestra colección sino porque cada día de la feria hubo escritores correntinos hablando de sus obras, de sus creaciones y eso es maravilloso”, explicó.
Con respecto a la presentación en sí, dijo que fue un caos. Primero por la cantidad de gente que se acercó al espacio y segundo porque fue muy difícil explicar a los visitantes al stand que presentaban una colección de 21 obras y que no se las comercializaba. “A esto hay que sumarle la presencia de Antonio Tarragó Ros por qué donde está él aparecen los flashes y la música y eso fue lo que sucedió. Vivimos un momento mágico de literatura y chamamé”, comentó.
Lo primero que surgió tras la presentación de la colección Flor del Espinillo es que la gente no entendía que no se podían comercializar las obras y segundo que se trataba de una colección de 21 obras. Y por otro lado, la emoción que vivieron porque a los autores que estaban en la mesa leyendo sus poemas se sumaron muchos escritores que participaron de las ferias del Libro virtuales que hizo la ciudad para conocer la obra y a los realizadores de manera presencial. “Y en ese marco se sumó Antonio Tarragó Ros a quien sólo mandé un flayer para ponerlo en conocimiento y dijo, ahí voy a estar; cargó su acordeón en el auto y se llegó hasta el stand para acompañarnos con su música. Fue totalmente mágico y encantador porque Curuzú Cuatiá es chamamé y el chamamé estuvo presente en este momento tan valioso y con el referente más importante que tiene la ciudad al día de hoy”, explicó la funcionaria municipal.
Después de todo esto –dijo la funcionaria-; empieza un proceso muy interesante para nuestro proyecto editorial que cuenta con el apoyo del Intendente José Irigoyen. Y comienza con este proyecto maravilloso que no lo hubiéramos logrado sin el apoyo de la Fundación cultural Esteros; sin Carolina Zamudio. “Imagínense que un municipio como Curuzú Cuatiá tiene una colección de 21 libros con más de 90 escritores, correntinos, argentinos, internacionales –que representan a más de 20 países- y latinoamericanos. Es sin dudas una propuesta muy interesante en la que están inmersos nuestros autores”, aclaró.
Cabe destacar que toda la gestión de los escritores correntinos –buscarlos e invitarlos-, fue una tarea dela Dirección de Cultura municipal mientras que de los autores nacionales y extranjeros se ocupó la Fundación Esteros. “Necesitábamos que nuestros autores compartieran esta obra con grandes escritores Luisa Futoransky a quien incluso homenajeamos en el último libro de la antología poética porque es una de las más importantes escritoras contemporáneas que tiene el país”, explicó Virginia Aguirre Talamona quien además agradeció al Concejo Deliberante local porque “cada vez que iba con el proyecto de imprimir los libros, ellos lo apoyaron y eso es sumamente importante para que hoy estemos donde estamos”.
Esto, además –dijo-; hizo posible que estos libros estén hoy en las instituciones educativas y bibliotecas de nuestra ciudad. “Estos libros están vivos en nuestros jóvenes y eso engrandece el proyecto”. Es tal la tarea que vienen realizando con este proyecto editorial que para el 2022 tienen proyectado presentar dos nuevas obras.
Colección que, cabe destacar, cuenta con la declaración de interés de la Cámara de Diputados de la Provincia, gracias a un proyecto presentado por los diputados Egui Benítez y Ariel Báez y también se presentará un proyecto similar en el Senado de la Nación por iniciativa de la legisladora nacional, Gabriela Valenzuela.