24/01/2022

​Papelón Nacional: Mandiyú y Ferroviario por la Liga terminó en una batalla campal



Deportivo Mandiyú y Ferroviario deberían haber jugado una final deportiva, la final del torneo de la Liga Correntina de Fútbol, pero todo terminó en un verdadero escándalo, en una batalla campal y un espectáculo bochornoso que merece la más dura de las sanciones de parte de las autoridades de la Liga.
 
Todo comenzó a los 47 minutos del primer tiempo, cuando Deportivo Mandiyú ganaba 1 a 0 en cancha de Huracán. Los jugadores de Ferroviario reclamaron una supuesta infracción en el área del “Albo” que el árbitro no sancionó.
 
Se generó un tumulto de jugadores alrededor del juez el partido y los ánimos, que ya venían caldeados, se desbordaron. Primero fueron insultos y empujones y todo terminó con patadas voladoras y trompadas, patadas en el piso a algunos caídos, una verdadera batalla campal que involucró a jugadores y colaboradores de ambos planteles.
 
Como si lo del campo no fuera suficiente papelón, los simpatizantes del "Albo" correntino decidieron sumarse a la batalla y rompieron el alambrado perimetral, ingresaron al campo de juego y atacaron a jugadores y colaboradores de Ferro. Quienes se quedaron en las plateas no dudaron en colaborar, algunos alentando la pelea, y otros arrojando botellas de gaseosas y otro tipo de elementos al campo de juego transformado en ese momento en escenario de una batalla.
 
Tenían que definir el torneo de Primera A de la Liga Correntina de Fútbol, pero Deportivo Mandiyú y Ferroviario hicieron un papelón que demuestra lo lejos que están, los protagonistas del bochorno, de ser merecedores de formar parte de un evento de esa magnitud. Gran parte del público presente, de ambas hinchadas, tampoco merece la posibilidad de acceder a un espectáculo deportivo.
 
Personal de Infantería de la Policía de Corrientes tuvo que ingresar al terreno a poner orden a duras penas. El partido, que a esa altura ya no le importaba a nadie, fue suspendido por el árbitro “debido a la falta de garantías para poder proseguir”.
 
Mandiyú ganaba 1 a 0 con un tanto de Ariel Blanco, pero ahora todo lo resolverá el tribunal de disciplina y justo sería que ambos se queden con las manos vacías. Claro, el público participante del bochorno que hoy estará en todos los medios nacionales, también merece nunca más pisar un estadio deportivo.