24/01/2022

Siete turistas muertos al derrumbarse una pared rocosa de un cañón sobre tres lanchas



Al menos 7 personas murieron, 31 resultaron heridas y otras 4 se encuentran desaparecidas luego de que una pared rocosa de un cañón se derrumbara sobre tres lanchas con decenas de turistas a bordo en el Lago de Furnas, una comarca turística del estado brasileño de Minas Gerais, ubicada a 290 kilómetros de su capital Belo Horizonte, informó el Cuerpo de Bomberos.
 
La escena del derrumbe fue filmada por otras embarcaciones vecinas y rápidamente divulgada por las redes sociales y los medios, en medio de una conmoción nacional por el tamaño de la tragedia.
 
El coronel de bomberos Edgard Estevo informó a los medios que 7 personas murieron ahogadas y aplastadas por la roca que se precipitó al lago que aún no fueron identificadas y que según los cálculos de las empresas de paseos turísticos de Capitolio todavía hay desaparecidos.
 
Otras 31 resultaron heridas y se recuperan hospitales de la región.
 
El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, informó que la Marina está participando de la búsqueda de desaparecidos en uno de los lagos más importantes tanto para el turismo como para la generación de energía de gran parte del país.
 
Los videos con la escena del deslizamiento muestran que desde otras lanchas se les estaba avisando a las embarcaciones cercanas a los muros del cañón que estaba ocurriendo un derrumbe, pero el alerta no llegó a tiempo.
 
En la zona había unas 20 embarcaciones con turistas, sobre todo porque el lago recibe visitas los fines de semana.
 
La tragedia ocurrió horas después de que Nova Lima, en el Gran Belo Horizonte, sufriera inundaciones y avance descontrolado del agua luego de que desbordara, por exceso de lluvias, el dique de desechos de una mina de hierro.

La tragedia ocurrió a las 12.30, después de que Nova Lima, en el Gran Belo Horizonte, sufriera inundaciones y el avance descontrolado del agua luego de que desbordara, por exceso de lluvias, el dique de desechos de una mina de hierro.

Geólogos consultados por el canal GloboNews indicaron que el desprendimiento rocoso es una posibliidad dentro una formación como un cañón pero alertaron que el desmoronamiento de una franja gigante de piedra hacia el lago pudo haber sido por fuerza de las lluvias que desde diciembre golpean diariamente a Minas Gerais, Bahía, Río de Janeiro y San Pablo.

Además del presidente Bolsonaro, el líder opositor y expresidente Luiz Inácio Lula da Silva se sumó a las condolencias por la tragedia, al igual que todo el arco político, sobre todo porque el estado de Bahia reporto 26 fallecidos la semana pasada por inundaciones y más de 90.000 evacuados en 72 municipios.

El desprendimiento de parte de la roca del cañón en el Lago de Furnas fue vertical y perpendicular, explicó el geólogo Fabio Braz, de la Sociedad Brasileña de Geología.

"El agua en exceso penetra por las fracturas de la roca y aumenta el peso del bloque de piedra. Con estas lluvias intensas el bloque se desprendió. La caída del bloque de roca es como una forma de torre. Es necesario evitar acercarse al paredón y en caso de lluvia la actividad turística debe ser suspendida", dijo al diario O Globo.

El portavoz del Cuerpo de Bomberos de Minas Gerais, Pedro Aihara, explicó que la forma en la que la roca se desprendió del cañón terminó golpeando directamente en las lanchas y a las personas.