27/11/2021

Argentina y Brasil acuerdan fortalecer trabajo para el desarrollo de la vacuna contra el coronavirus



Los ministros de Salud, Carla Vizzotti y Ciencia y Tecnología e Innovación, Daniel Filmus, acordaron con sus pares de Brasil ampliar las capacidades productivas y fortalecer una cadena de valor en la región para aumentar el acceso y la independencia tecnológica de las vacunas con tecnología ARN mensajero para combatir el coronavirus, se informó hoy oficialmente.

En el encuentro virtual, del que participó también el presidente de la Agencia Nacional de Promoción de la Investigación, el Desarrollo Tecnológico y la Innovación (Agencia I+D+i), Fernando Peirano, los funcionarios analizaron la experiencia del Instituto de Tecnología en Inmunobiológicos de la Fundación Oswaldo Cruz (Bio- Manguinhos / FIOCRUZ) en la producción pública de vacunas.

El objetivo del encuentro fue intercambiar información sobre el desarrollo, producción y acceso a las vacunas contra la Covid-19, en el marco de la decisión de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) de que ambos países fabriquen fármacos contra esa enfermedad, informó en un comunicado el Ministerio de Ciencia y Tecnología e Innovación.

Vizzotti destacó que “esta mesa busca, además de la articulación con el sector privado, poder avanzar en el camino hacia una producción pública de vacunas que contemple la investigación y el desarrollo y la producción”.

“Hasta que todos los países no accedan a la vacuna no vamos a dar vuelta la página de la pandemia”, agregó Vizzotti.

Filmus consideró que la elección de la OPS "es un reconocimiento al esfuerzo de los y las científicas argentinas”, que además tiene "en los barbijos y kits del Conicet dos productos que son exportados actualmente".

“Desde el Ministerio, y a través de la Agencia de I+D, estamos financiando cuatro proyectos de vacunas enteramente nacionales. Seguramente, verán la luz a finales del 2022, y a principios del 2023”, dijo.

Y añadió: “La integración, la articulación del trabajo y la sumatoria de fuerzas entre Argentina y Brasil generaría mayores condiciones de soberanía sanitaria en los países en vías de desarrollo de la región”.

En tanto, Peirano explicó que el país trabajó tanto en la compra de vacunas como en su producción local de las vacunas de AstraZeneca y Sputnik V a través de los laboratorios Mabxience y Richmond respectivamente, pero que también el país encaró el desafío de diseñar y desarrollar sus propias vacunas.

Las autoridades brasileñas propusieron avanzar en el desarrollo de actores públicos o privados que puedan producir vacunas basadas en la tecnología de ARN mensajero.

Para llevar a cabo este objetivo, plantearon la necesidad de generar centros de transferencia tecnológica, la instalación de plantas piloto a partir de la construcción de esquemas de transferencia tecnológica.

Desde Bio-Manguinhos expresaron su interés en que se instale en América Latina un centro de producción de vacunas de ARN mensajero para facilitar la llegada de vacunas de este tipo a países de bajos y medianos ingresos y para Covax, el mecanismo de distribución internacional de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que busca garantizar el acceso equitativo a las vacunas contra el coronavirus.

Las autoridades brasileñas que asistieron al encuentro binacional fueron el secretario ejecutivo del Ministerio de Salud, Rodrigo Cruz; el secretario de Ciencia, Tecnología, Innovación e Insumos Estratégicos de Salud del Ministerio de Salud, Helio Angotti Neto, y el coordinador adjunto del Centro de Relaciones Internacionales en Salud – CRIS/Fiocruz, Pedro Burger; el director del Instituto de Tecnología e Inmunobiológicos de Bio-Manguinhos, Mauricio Zuma, entre otros.