18/10/2021

Victoria de Argentina con triplete de un Messi brillante



El seleccionado argentino le ganó a Bolivia por 3-0 en una noche brillante de Lionel Messi, quien marcó los tres goles e hizo delirar a los 21.000 hinchas que volvieron a la cancha luego de un año y medio de ausencia por la pandemia de coronavirus.

En una noche histórica en el estadio Monumental de Núñez, Messi abrió el marcador con un golazo a los 13 minutos y en la segunda parte, a los 18’, amplió el resultado con una buena definición con la pierna derecha y a los 43’ cerró su cuenta personal con un gran remate luego de un rebote que capturó en el área.

El capitán “albiceleste”, que ya superó al brasileño Pelé en la tabla de goleadores históricos de los seleccionados sudamericanos con 79 tantos, fue nuevamente figura del equipo de Lionel Scaloni y también determinante para un nuevo triunfo del campeón de América en la fecha 10 de las Eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Qatar 2022.

A la espera de lo que suceda con el fallido clásico ante Brasil, Argentina llegó a los 18 puntos sobre 24 en juego y cerró la triple fecha con dos importantes triunfos que estiraron el invicto del ciclo de Scaloni a 22 partidos, con 14 victorias y 8 empates.

La presencia del nuevo jugador de Paris Saint Germain en casa es una garantía para Argentina en Eliminatorias ya que nunca perdió en los 25 partidos que jugó (17 victorias y 8 empates) y además aportó 16 goles.

Messi fue la estrella de una noche inolvidable para el hincha argentino que pudo celebrar el título de la Copa América luego de 28 años y disfrutó el retorno a los estadios.

El equipo de Scaloni no pasó por arriba a Bolivia, uno de los dos peores equipos de la Eliminatoria, pero le alcanzó con tener a Messi.

El guion de los primeros minutos parecía ya estaba escrito de antemano porque Argentina tomó el protagonismo de entrada para enfrentar el plan defensivo de Bolivia.

El equipo de Lionel Scaloni presentó como novedad a Alejandro Gómez en la izquierda del ataque y a Nahuel Molina en el lateral derecho para tener más profundidad pero en los primeros minutos no encontró la fluidez para armar jugadas de peligro.

Luego de unos tibios avisos, Argentina encontró rápidamente el gol de la tranquilidad con una genialidad de Messi que fue el inicio de una nueva actuación descollante.

Corría el minuto 13 cuando Paredes recuperó una pelota en campo de Bolivia y rápidamente se la pasó a Messi que le tiro un caño a Luis Haquín y abrió el pie izquierdo para ponerla al lado del palo derecho de Carlos Lampe.

Magnifica definición del 10 para ponerle su sello a una noche histórica por el regreso del público argentino a los estadios. El festejo con beso a la celeste y blanca y el parche que luce sobre el pecho por la obtención de la Copa América desató la locura de los hinchas que le regalaron una estruendosa ovación.

Ese destello de la calidad del nuevo crack de Paris Saint Germain valió la entrada para los poco más de veinte mil privilegiados hinchas que pudieron estar en el estadio Monumental luego de un año y medio.

Argentina pudo ampliar el resultado en dos oportunidades con Lautaro Martínez como protagonista. La primera, a los 26, Di María filtró un buen pase con la cara externa del botín zurdo y el delantero de Inter, de Italia, la metió de atropellada por el medio pero el gol fue anulado ya que estaba claramente adelantado.

El propio bahiense volvió a tener en sus pies el 2-0 a los 38 minutos luego de una buena asistencia de Messi desde la izquierda pero el ex Racing falló de frente al arco y su tiro se fue apenas al lado del palo derecho.

El partido se jugaba al ritmo que imponía el campeón de América pero el equipo también tuvo algunas distracciones en la defensa que no fueron aprovechadas por el débil conjunto boliviano.

Sobre el final del primer tiempo, a los 42, Messi volvió a levantar al público con una buena jugada en combinación con el ovacionado Di María, otro de los puntos altos del primer tiempo, pero su disparo –al mismo palo que el gol- se fue apenas afuera.

El segundo tiempo fue parecido al primero porque Argentina no renunció al ataque y Bolivia no cambió el libreto a pesar de la desventaja.

El equipo nacional tuvo la posesión de la pelota pero le costó encontrar los espacios y se repetía con tiros desde afuera del área.

Pero era la noche de Messi y solo él podía brillar en esta fría jornada en Buenos Aires. A los 18 minutos, armó una buena pared con Lautaro, se metió en el área y luego de un rebote cuando quiso definir de zurda, la pelota le quedó para la derecha y aunque no es su pierna hábil, lo dejó sentado a Lampe con un toque sutil.

El 10 tenía un imán con la pelota y solo sus arranques levantaron a los hinchas en medio de un partido manejado con piloto automático.

Para cerrar la noche soñada, el astro aprovechó un rebote de Lampe y con un zurdazo implacable convirtió su triplete.

Síntesis

Argentina: Juan Musso; Nahuel Molina, Germán Pezzella, Nicolás Otamendi y Marcos Acuña; Ángel Di María, Leandro Paredes, Rodrigo De Paul y Alejandro Gómez; Lionel Messi y Lautaro González. DT: Lionel Scaloni.

Bolivia: Carlos Lampe; José Sagredo, Luis Haquín, Jairo Quinteros, Adrián Jusino y Jesús Sagredo; Erwin Saavedra, Leonel Justiniano, Moisés Villarroel y Henry Vaca; Marcelo Moreno Martins. DT: César Farías.

Gol en el primer tiempo: 13m. Lionel Messi (A).

Goles en el segundo tiempo: 18m. y 43m. Messi (A)

Cambios en el segundo tiempo: Al inicio, Ramiro Vaca por Villarroel (B); 16m. Joaquín Correa por Gómez (A); 23m. Roberto Fernández por Saavedra (B) y Carmelo Algarañaz por H. Vaca (B); 25m. Ángel Correa por Di María (A) y Nicolás González por Martínez (A); 32m. Gabriel Villamil por J. Sagredo (B); 36m. Exequiel Palacios por De Paul (A) y Lucas Martínez Quarta por Otamendi (A).

Amonestados: Haquín, Villarroel y Ramiro Vaca (B)

Árbitro: Kevin Ortega, de Perú.

Cancha: River Plate.

Espectadores 21.000.


Brasil superó sin inconvenientes a Perú 


El cómodo líder Brasil superó esta noche sin inconvenientes a Perú por 2 a 0, con los goles de Everton Ribeiro y Neymar marcados en el primer tiempo del partido jugado en el estadio Arena Pernambuco, de la ciudad de Recife, por la décima fecha de las Eliminatorias Sudamericanas para el Mundial de Fútbol de Qatar 2022.

Después de la escandalosa suspensión del compromiso de Brasil con el seleccionado argentino, el pasado domingo en San Pablo, por la sexta fecha de las eliminatorias, cuando se jugaban los primeros 4 minutos, por cuestiones sanitarias, el conjunto de Tite hizo su presentación ante el representativo peruano, que lo sorprendió al principio por su dispositivo táctico.

Con un 5-4-1 dispuesto por el director técnico argentino, RicardoGareca, el equipo visitante intentó contener al local y llegarle con cierto peligro adelantando a los volantes externos, pero le duró poco.



Eso debido a que de a poco Brasil se fue haciendo del control de la pelota y estuvo atento para sacar provecho de algunas deficiencias defensivas del rival, en su presentación esta vez en el estadio Arena Pernambuco, de la ciudad de Recife.

Así, ofreció su primer aviso con una escapada por izquierda de Everton Ribeiro ganándole las espaldas al lateral derecho de Boca Juniors, Luis Advíncula, que culminó con un remate bajo que fue desviado por el arquero Pedro Gallese con su pie derecho en forma providencial, a los 9 minutos.

Esto representó la antesala de la apertura generada por un forcejeo de Neymar con Ánderson Santamaría, también por izquierda, cuando el defensor peruano se dejó caer simulando un empujón, lo que aprovechó Neymar para llevarse el balón y enviar el centro para la entrada de Ribeiro.

El volante, que llegó por la otra banda, lo conectó con un potente derechazo cruzado que no alcanzó a desviar Gallese pese a su manotazo, a los 14 minutos.

Por otra falla defensiva visitante, el local estuvo cerca de aumentar la ventaja con la entrada de Lucas Paquetá que desbarató Gallese, al desviar con su pie izquierdo el remate del volante brasileño, a los 33 minutos.

Y esa superioridad ejercida por los brasileños se vio favorecida por las reiteradas fallas en el fondo peruano, de lo que sacó un segundo rédito el 'verdeamarillo' al capitalizar Neymar un par de rebotes en el área chica visitante para nuevamente vulnerar a Gallese, a los 40 minutos.

Para la segunda etapa, el representativo de la banda roja fue presentando rápidos cambios de jugadores y de sistema táctico, para generarle algunas inquietudes al,arquero local Weverton, aunque más pensando en preservar a algunos titulares para el lance próximo con Chile, que será clave para la posible clasificación al Mundial.

Perú quedó séptimo con 8 puntos, a 5 del quinto Colombia, que por ahora es el que está clasificando para el Repechaje a lo que ahora apuntan los de Gareca.

El compromiso con los chilenos deberán abordarlo sin la presencia del mediocampista Christofer Gonzáles, que recibirá una fecha de suspensión por acumular dos amonestaciones.

Mientras que Brasil, sin esforzarse demasiado y acelerando en algunos pasajes, estuvo cerca de marcar un par de goles más, en tanto que con este nuevo éxito continúa líder con puntaje ideal, 24 unidades en 8 cotejos disputados.

Por la undécima fecha de las Eliminatorias, a jugarse el jueves 7 de octubre, Brasil visitará a Venezuela, en tanto que Perú será local ante el seleccionado chileno,







Uruguay trepo al tercer puesto


 

Uruguay, con una corajeada conjunta de Nahitan Nández y Gastón Pereiro al segundo minuto de descuento del período final, le ganó por 1 a 0 a Ecuador en Montevideo y trepó al tercer puesto de las Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial de Qatar 2022.
 
El encuentro jugado en el coqueto y acogedor estadio Campeón del Siglo, de Peñarol de Montevideo, ante más de las 15 mil personas que las autoridades uruguayas autorizaron como aforo, se convirtió en un match entre dos ajedrecistas experimentados como lo son el maestro Oscar Tabárez y el argentino Gustavo Alfaro, director técnico de Ecuador.
 
Antes del encuentro, la estadística no favorecía los ecuatorianos ya que nunca pudieron ganar en Montevideo, pero en las tres últimas presentaciones, los dirigidos por Alfaro consiguieron tres empates, achicando la brecha.



 
Como buen ajedrecista, Alfaro armó una figura geométrica que lo ayudaba en la presión, ya que apenas la pelota y los defensores o volantes de Uruguay se acercaban a la mitad de la cancha, los ecuatorianos ejercían presión.
 
En ese esquema destacaba el lateral derecho Byron Castillo, que juega para el Barcelona de Guayaquil y que había presentado problemas de documentación y por esa razón Alfaro no lo había citado hasta esta triple fecha de Eliminatorias, según informó la prensa ecuatoriana.
 
La idea era darle la pelota a Gaibor para que la manejara hasta que la presencia de jugadores ecuatorianos creciera, aunque estando siempre atento a los piques de los veloces y corpulentos Estrada y Plata.
 
Además Estrada se desdoblaba marcando a Nández hasta que Estupiñán lo tomaba apenas pasaba el mediocampo. Mientras que por el lado de la "Celeste", Giorgian De Arrascaeta trataba de moverse entre Gruezo y los centrales. aunque con poca suerte.
 
En ambos equipos se veía mucho empuje y compromiso con el juego, porque la pelota iba de 3/4 a 3/4, aunque sin exigir a los arqueros, ya que los ataques se desvanecían en los pies de los defensores de ambos equipos.
 
En el segundo tiempo ambos equipos siguieron respetando el esquema trazado por sus estrategas, la "Celeste" buscando con mucho desorden y pocas ideas, mientras que Ecuador mantenía su postura de maniatar a los dirigidos por Tabárez y golpear en cuanto se abriera una oportunidad.
 
Así fueron pasando los minutos hasta que cerca del final, en el minuto 39, Matías Vecino convirtió desde afuera del área, pero el árbitro invalidó tras consultar con el VAR porque el delantero del Valencia, Maximiliano Gómez, que participó de la triangulación previa, volvía de un claro offside.
 
Pero cuando el partido agonizaba, Pereiro le dio la razón a Tabárez que lo incluyó por un desdibujado De Arrascaeta, al cabecear a la red un centro del incansable ex-Boca Nández, una de las figuras celestes, y así colocar al veterano técnico y a sus dirigidos en el tercer puesto de la tabla de posiciones con 15 puntos.
 
Para este encuentro, las autoridades uruguayas dispusieron un aforo de 15.000 personas, aunque parecían muchas más. Para asistir, los mayores de 12 años debían tener las dos dosis de la vacuna por el Covid-19, mientras que no se les solicitó las mismas a los menores hasta los 11 años.
 

Colombia venció a Chile "en un minuto" y alcanzó el cuarto escalón 

 

Colombia venció a Chile literalmente "en un minuto", el que transcurrió entre el 19 y el 20 del primer tiempo, con sendas conquistas del ex Olimpo, de Bahía Blanca, Miguel Borja, anticipando el triunfo final por 3 a 1 con el que alcanzó en el cuarto peldaño de las Eliminatorias Sudamericanas a Ecuador, que simultáneamente cayó como visitante de Uruguay en tiempo de descuento, por 1 a 0.
 
De esta manera los colombianos, que con 13 unidades están en el quinto puesto por diferencia de gol (0 contra +5 )desfavorable respecto de los ecuatorianos que dirige el argentino Gustavo Alfaro, se metieron directamente en la lucha por la clasificación directa al Mundial de Qatar 2022.
 
Es que esos 13 puntos son apenas dos menos de los que ostentan justamente los uruguayos, que se afirmaron en el tercer puesto luego de un comienzo incierto de Eliminatorias.
 


Los dos tantos de los colombianos, logrados por Borja en apenas 60 segundos, el primero de tiro penal, "liquidaron" el partido prematuramente, pese a que quedaba mucho tiempo por delante como para que los chilenos del uruguayo Martín Lasarte ensayaran una recuperación.
 
Pero esta nunca llegó, y cuando aparecieron los peligrosos letargos del relajamiento sobre los 10 minutos del segundo período y Jean Meneses logró el descuento para Chile, Colombia solamente tuvo que volver a apretar el acelerador con su "pie pesado" para asegurarse definitivamente la victoria.
 
Es que poco más de un cuarto después de ese descuento apareció el talentosos Luis Díaz, la figura de los dirigidos por Reinaldo Rueda en estas Eliminatorias, para sentenciar la historia con el tercer y definitivo tanto de los dueños de casa.
 
Fue todo celebración entonces para la gente de Colombia en Barranquilla y decepción para un Chile que con esta derrota quedó a seis puntos (tiene 7) del quinto lugar que alcanza para un Repechaje como última instancia para alcanzar un boleto hacia Qatar 2022.


Paraguay venció a Venezuela


El seleccionado de Paraguay, dirigido por el entrenador argentino Eduardo Berizzo, venció esta noche por 2-1 a Venezuela, por la décima jornada de las eliminatorias sudamericanas rumbo al Mundial de Qatar 2022.

Los goles del conjunto "guaraní" fueron anotados por Héctor Martínez, de River Plate, a los siete minutos de la primera etapa, y por Alejandro Romero Gamarra, ex-Huracán, al minuto de la segunda etapa.

Para la "Vinotinto", en tanto, descontó Jhon Chancellor a los 45 minutos del complemento.

La victoria dejó a los paraguayos, próximos rivales de Argentina el 7 de octubre en Asunción, en el sexto lugar con 11 unidades, mientras que Venezuela sigue en la última posición con cuatro puntos.

En el arranque del partido el protagonista fue el local que estuvo bien parado en el campo de juego y apeló a un correcto manejo de la pelota para hacer valer su localía.



A los siete minutos, las buenas intenciones del conjunto dirigido por el cuestionado argentino Eduardo Berizzo le permitió abrir el marcador con un remate potente y de afuera del área del defensor Héctor Martínez.

El representativo venezolano, por su parte, tuvo inconvenientes para armar jugadas colectivas y no pudo salir de su campo por la presión de los guaraníes.

De a poco, el equipo comandado por el técnico Leonardo González tomó el control de la pelota con una buena actuación de Yeferson Soteldo y aprovechó que Paraguay bajó la intensidad y se paró en su propio campo.

En el inicio de la segunda etapa, el delantero Romero Gamarra aprovechó un pase milimétrico de Ängel Romero para aumentar la diferencia a favor del local.

Los primeros 20 minutos volvieron a contar con el protagonismo paraguayo, pero al igual que en la primera etapa se relajó, comenzó a retrasarse y así dejó crecer a Venezuela.

La visita comenzó a manejar la pelota y por momentos incomodó a los locales, y consiguió el descuento sobre el final del partido, aunque le faltó tiempo para revertir el resultado final.

En la undécima Paraguay recibirá a Argentina, mientras que Venezuela será local de Brasil.