30/07/2021

​Corrientes busca cerrar la compra de un millón de dosis de la vacuna CanSino




El gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés, reveló este jueves que la Provincia está gestionando la compra de un millón de vacunas CanSino contra el Coronavirus. En ese sentido aseguró que ya se realizó un pedido. “Es complejo adquirir, pero estamos haciendo los mismos pasos que la ciudad autónoma de Buenos Aires y otras provincias, tenemos recursos y dinero pero no hay vacunas”, remarcó.

 
Valdés, en declaraciones a radio Dos desde San Isidro (departamento de Goya), confirmó con más precisión un anunció que se había hecho de manera casi informal semanas atrás, respecto a la gestión de la provincia para adquirir vacunas, un camino que se recorre junto a otras provincias.  
 
Al referirse a la situación epidemiológica, Valdés dijo además que “pedimos a la población que se mueva lo menos posible, tuvimos una baja de números de casos, en este día recuperamos en 800 casos, tenemos que bajar, no nos tenemos que dormir, el único camino es la vacunación”.
 
 “Tenemos un plan de vacunación, uno se tiene que inscribir, el  municipio puede ayudar en trasladar a las personas, en el único lugar que tuvimos problemas fue en San Isidro, capaz la disputa política es el problema, porque en toda la provincia estamos vacunando”, afirmó el mandatario.
 
Las vacunas CanSino contra la COVID-19, cuyo nombre comercial es Covidecia (Ad5-nCoV), fue  desarrollada por el laboratorio Cansino Biologics junto al Instituto de Biotecnología de Beijing (China).  El Ministerio de Salud de la Nación autorizó el uso de emergencia, el pasado 11 de junio, tras conocerse que se avanza un acuerdo para adquirir 5,4 millones de dosis en función de su disponibilidad.
 
Es una vacuna de vector viral, es decir, utiliza un adenovirus-5 (Ad5) no replicante, que no causa la enfermedad, el cual porta el gen que codifica para la proteína S del SARS-CoV-2. La vacuna produce una respuesta inmunitaria, generando anticuerpos neutralizantes específicos contra el virus después de 14 días de la vacunación.
 
A diferencia de las vacunas autorizadas hasta el momento en la Argentina que precisan de 2 dosis, esta vacuna posee la ventaja de que requiere de una sola dosis. Además, puede conservarse a una temperatura de entre 2 y 8 grados; es decir, que no requiere congelación, lo que facilita su logística.
 
Los ensayos clínicos fase III se están realizaron en la Argentina, Chile, México, Pakistán, ​Rusia​ y Arabia Saudita​ con la participación de 45 mil voluntarios mayores de 18 años. Ademas, nuestro país se sumó también a los ensayos de fase II-b de esta vacuna en personas que viven con VIH. El estudio fue coordinado desde la Fundación Huésped y llevado adelante en 4 centros de salud de la Ciudad de Buenos Aires.

En cuanto a su eficacia, los resultados del análisis intermedio del ensayo clínico de fase III (que aún no fueron publicados en una revista científica), mostraron que la vacuna tiene una efectividad general del 68,83 por ciento para la prevención de todas las infecciones sintomáticas de covid-19, 14 días después de la vacunación y 65 por ciento, 28 días después de su aplicación.

Adicionalmente, la vacuna tiene una eficacia del 95 por ciento para la prevención de enfermedad grave 14 días después de la vacunación y 90 por ciento, 28 días después de su aplicación.

Sus efectos adversos son leves o moderados. Los más frecuentes fueron: dolor, enrojecimiento, inflamación y prurito en el sitio de aplicación, fiebre, fatiga, dolor de cabeza, náuseas, diarrea, disminución del apetito y mareo, y en menor frecuencia, hipoestesias (disminución de la sensibilidad táctil), problemas gastrointestinales y somnolencia.