26/09/2021

Un médico correntino entre los nueve argentinos desaparecidos por el derrumbe de un edificio en Miami



Nueve argentinos se encuentran entre las personas desaparecidas tras el derrumbe esta madrugada de un edificio de doce plantas en la ciudad estadounidense de Miami, que provocó un muerto, 99 desaparecidos y al menos nueve heridos, según informaron fuentes oficiales y medios locales.


"Hay diez argentinos desaparecidos", dijo a Télam una fuente oficial, que informó que el consulado en la ciudad estadounidense trabaja para tener mas información sobre lo ocurrido. Pero poco después las autoridades confirmaron el hallazgo de uno de los buscados con vida.


Según se informó, entre ellos se encontraría el médico correntino Andrés Galfrascoli, de 44 años; su pareja Fabián Nuñez, de 55; y Sofía Galfrascoli Nuñez, de 5 años, hija de ambos. La otra persona desaparecida fue identificada como Manuel Lafont, mayor de edad.


Hasta ahora se sabe que Andrés Galfrascoli (foto) es oriundo de Corrientes, cirujano plástico y atiende en distintos puntos de la ciudad de Buenos Aires.


Galfrascoli tiene un sitio web profesional y en su descripción biográfica resalta que nació en la ciudad de Corrientes y se recibió de Médico Cirujano en la Universidad Nacional Del Nordeste. Realizó la especialidad en el Hospital General De Agudos Cosme Argerich, donde obtuvo el título de especialista en Cirugía Plástica y Reparadora otorgado por el Ministerio De Salud de la Nación Argentina.


Desde hace años se radicó en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires donde tiene su consultorio en el 4to piso en plena Avenida Santa Fe 1707, según muestra la página. 


El médico es un reconocido profesional especializado en cirugía plástica y seguido en redes sociales por personalidades como la Primera Dama, Fabiola Yáñez, el influencer Santiago Maratea, la cantante Julia Zenko y los actores Costa y Diego Topa, entre otros.


"No me operé con él, pero cuando me operé me escribió y me ofreció que lo vaya a ver", le explicó Costa a Clarín, quien al principio no recordaba su nombre pero al ver su perfil rememoró aquel episodio.


Galfrascoli es amigo íntimo de Julia Zenko, quien  se manifestó muy angustiada por la situación de su médico y amigo: "No sabemos nada de ellos desde la madrugada no contestan el teléfono. Estoy mal. No quiero hablar, somos muy buenos amigos. No puedo, perdón". 


El derrumbe


El derrumbe se produjo entre las calles 88 y Collins Avenue, en Surfside, cerca de Miami Beach, en un edificio que compone parte del complejo Champlain Towers.


Según indicaron los socorristas, y así lo informó la agencia ANSA, una mujer murió y otras nueve personas fueron rescatadas hasta el momento de los escombros y trasladadas con heridas de distinta consideración a un hospital cercano.


Desde esa madrugada trabajaban más de 80 dotaciones de bomberos que llevaban adelante una imponente operación de búsqueda y rescate.


Según indicó la cadena de noticias CNN, las autoridades confirmaron la muerte de una mujer, pero todavía no detallaron cuánta gente vivía en el edificio ni las posibles causas del siniestro.


"Esta es una catástrofe terrible. En los Estados Unidos, los edificios simplemente no se caen", afirmó el alcalde de Surfside, Charles W. Burkett.


Por su parte, el cónsul argentino en Miami, Leandro Fernández Suárez, informó en diálogo con A24 que se trata de "una zona donde hay muchos argentinos" pero indicó que aún no contaban con información oficial.


"Estamos en contacto con las autoridades del condado de Miami. Han llamado (argentinos al consulado), he estado en contacto con argentinos que están en edificios próximos y también con argentinos que estaban en el edificio y pudieron salir porque entraban en el momento del derrumbe", agregó el diplomático.


Rodrigo, un argentino que tiene dos departamentos en el complejo Champlain Towers, dijo que "no había nada que hiciera temer que el edificio colapsaría" y aseguró que los actores Gimena Accardi y Nicolás Vázquez estaban parando en el edificio desde inicios de junio y consiguieron abandonarlo durante el derrumbe.


"Ellos están bien, Gimena tiene un golpe. Habían regresado de cenar y estaban en el ascensor cuando escucharon un golpe fuerte y salieron del edificio", relató Rodrigo, quién señaló que trabaja en una productora y tenía contacto con los artistas.


A través de Instagram, Accardi manifestó estar bien: "Nosotros estamos bien. Gracias por preocuparse".


Las posibles causas


Gerardo Feldman es un arquitecto argentino radicado en el estado de Florida. En diálogo con Infobae, fue enfático: “Esto se veía venir”. El agente inmobiliario comentó que hace unos años participó de una investigación sobre otro edificio que, muy probablemente al igual que el Champlain Towers, fue construido décadas atrás “con arena de playa”.


“Eso corroe todos los hierros y desaparecen. Pasa mucho en edificios cercanos a la playa (...) Antiguamente en los años 60 y 70 veían arena en la playa y la usaban para construir. Esa arena tiene mucha sal; el hormigón se queda sin hierros, es como si no tuviera huesos”, explicó.


Respecto de un estudio que realizaron en 2015 sobre el estado de un edificio de Bal Harbour, contó que los hierros de las estructuras estaban tan deteriorados por la arena que se desarmaban muy fácilmente. “La investigación fue sobre un edificio donde había miedo de derrumbe. Hicimos el estudio sobre lo que estaba pasando, la ciudad de Bal Harbour tomó cuenta de eso, y hoy el edificio existe, fue reparado”.


Recordó, además, que hace más de diez años las autoridades debieron desalojar a la gente que se encontraba en el edificio Castle Beach “por el mismo problema de los hierros”. “En algún momento algo así iba a pasar [por el derrumbe en el Champlain Towers]. Cuando fue lo del Castle Beach, nadie tomó cuenta de eso, la ciudad lo dejó pasar”.


Sin embargo, Feldman consideró que a partir del trágico derrumbe de este jueves, las autoridades van a prestar especial atención al estado de los edificios de la ciudad, pero sobre todo a aquellos “que están sobre la playa”.


Otra versión sobre la posible causa del derrumbe es la expuesta por Shimon Wdowinski, profesor del Departamento de Tierra y Medio Ambiente de la Universidad Internacional de Florida, quien afirmó que el edificio, construido en 1981 sobre humedales recuperados, era inestable desde hace un año.


Un estudio realizado en 2020 por el investigador advirtió que el complejo se ha estado hundiendo a un ritmo alarmante desde la década de 1990. Apuntó que en esos años se hundía a un ritmo de unos 2 milímetros al año, pero el hundimiento podría haberse ralentizado o acelerado desde entonces.


“Vimos que este edificio tenía algún tipo de movimiento inusual”, reconoció Wdownski a USA Today.


En los últimos años, Wdowinski y su equipo han investigado qué partes de Miami se están hundiendo, principalmente para identificar dónde el aumento del nivel del mar y las inundaciones podrían tener un mayor impacto. Los datos recogidos entre 1993 y 1999 mostraron que la mayor parte de la ciudad no se estaba hundiendo de forma apreciable, salvo unos pocos puntos calientes en la región, en su mayoría en la parte occidental de Miami, donde la elevación es menor. “El nivel de hundimiento en el condominio Champlain fue inusual”, sostuvo el investigador de la Universidad Internacional de Florida.