30/07/2021

​El éxito Memelandia Correntino o, como reírnos de nosotros mismos



La risa es considerada por los científicos como un fenómeno biológico necesario, pero a la vez beneficioso, y vaya que si lo es en estos tiempos por los que atraviesa el mundo, en los que esa expresión de alegría o de descarga se termina convirtiendo hasta en una terapia alternativa para aflojar tensiones.
 
Y una buena herramienta para llegar a esa risa en este mundo regido por internet son sin los memes, una palabra acuñada por un inglés hace algunas década y que busca definir toda imagen, video o texto, por lo general distorsionado con fines caricaturescos, que se difunde principalmente y rápidamente a través de la web con fines humorísticos.
 
Los argentinos parecen tener una especial capacidad para producir memes ante situaciones de las más diversas índoles. Un partido de fútbol, un hecho político a cualquier acto de la vida diaria de cualquier habitante de la tierra puede convertirse en un meme y lograr miles de visualizaciones en cuestión de horas. Pero casi siempre esos memes se refieren a “los demás”, a cargar a burlarse de otros, y muy, pero muy rara vez a reírse de sí mismo.
 
Sin embargo los correntinos tenemos, y miles seguimos, una usina de memes sobre lo que nos sucede, o como somos los propios correntinos.
 
Desde la aplicación Instagram, o el “Insta” como refieren los más jóvenes, el perfil “Memelandiacorrentino” saca alrededor de 10 memes por día que se viralizan y hacen reir y aflojar tensiones a sus más de 70 mil seguidores, 71.600 para ser más exactos según el último registro.
 
Nuestras costumbres, desventuras y padecimientos, las acciones de los dirigentes políticos de cada pueblo de Corrientes o los temas que van siendo noticia, van siendo puestos en clave de humor por un equipo anónimo de una ciudad del interior provincial.
 
“Buscamos hacer humor sano, reírnos de nosotros mismos pero sin utilizar malas palabras o groserías porque somos concientes de que muchos chicos menores nos siguen y debemos cuidar eso”, aseguran los creadores de este fenómeno que tiene menos de dos años de existencia, pero que ha alcanzado números de seguidores más que sorprendentes.
 
Los creadores de Memelandiacorrentino se muestran orgullosos de otro logro más allá de la cantidad de seguidores: "no aceptamos dinero de partidos políticos, a ese juego no entramos aunque se enojen. Sostenemos nuestro proyecto con la publicidad que hacemos con los comercios o empresas que nos quieren ayudar y nada más”, sostienen.