20/10/2021

Impresionantes desmoronamientos por la bajante del Paraná



Grandes tramos de barrancas sobre el río Paraná, en zona de islas de la provincia de Entre Ríos y de costas en el río Coronda, en Santa Fe, se desmoronaron peligrosamente a causa de la bajante de ambos cursos de agua que, en el caso del Paraná, ya ha provocado además graves problemas para la navegación y hasta para la provisión de agua a algunas localidades ribereñas.
 
Ambos desmoronamientos fueron viralizados por medio de las redes sociales por pescadores o vecinos de la zona que vieron el lento desmoronamiento que, en el caso santafecino, se llevó un  paseo emblemático de la localidad de Puerto Gaboto.
 
El primer video que se conoció mediante la red social Tik Tok, fue registrada por el usuario “nahuelginoo”, quién registró el desmoronamiento de parte de una isla cerca de Rosario pero del lado entrerriano, en Victoria. Allí, mientras Nahuel y amigos estaban pescando en cuestión de dos minutos se desprendió una gran porción de la barranca que terminó en el río arrastrando árboles y hasta el fogón que habían armado.
 
Los jóvenes pescadores que registraron el desprendimiento, relataron que se desmoronaron aproximadamente 20 metros de la barranca por unos 3 metros de ancho luego de que se formara una grieta en cuestión de muy pocos minutos y mientras se escucha con claridad el crujir del desprendimiento.
 
Fue en una isla de la costa entrerriana, aguas arriba del puente que une Victoria con Rosario. “Se nos va el fuego”, dice en el video uno de los sorprendidos amigos ante el fenómeno que es muy habitual tanto cuando hay bajantes muy pronunciadas como cuando hay grandes crecientes, y que muchas veces, de producirse de noche, puede llevar cierto peligro a quienes estén en las costas.
 
Chau Paseo Costero
 
El otro desprendimiento, aun mayor, se produjo en Puerto Gaboto, sobre el río Coronda, también afectado por la bajante del Paraná. En esta localidad santafecina se derrumbó una barranca de más de cien metros en el pasado ribereño local.
 
La presidenta comunal de esa localidad, Sandra Aguirre, afirmó que “es imposible reconstruir esa zona sin ayuda de la nación o la provincia” al confirmar que “se ha derrumbado nuestro paseo ribereño, que es una parte fundamental del pueblo. Son más de 150 metros de barranca que se desplomaron”.
 
Pero Aguirre aclaró que ese no fue el único daño: “también se registraron inconvenientes en casas de fin de semana. Se ha desbarrancado una pluma que servía para bajar embarcaciones, y hubo hundimientos en distintas viviendas” dijo.
 
 El desmoronamiento principal está a unos 50 metros de la avenida principal de la localidad.