26/09/2021

Son hermanas, amigas y ahora socias, unidas por una pasión ancestral



Rocío y Florencia Miño son dueñas de El Vivero de Juana, un emprendimiento que -como muchos otros-, nació en medio de la pandemia y hoy florece en el corazón del barrio Doctor Montaña. Conocelas un poquito más en esta entrevista que refleja la historia de otras tantas familias, que buscaron reinventarse en medio de la crisis. Ellas encontraron entre las plantas, un rincón de calma y encuentro. 

Hace algunos días, el Vivero de Juana abrió sus puertas tímidamente con un showrroom. Quintaesencia llegó sin cita previa, pero con ganas de conocer el lugar y la historia que lo atravesaba. 
Para seguir leyendo, clic aquí:
Son hermanas, amigas y ahora socias, unidas por una pasión ancestral