25/06/2021

Comenzó en Chaco un juicio por el más antiguo caso de abuso contra niñas denunciado en el país




Un caso por abuso sexual contra niñas que es considerado como el más antiguo de los denunciados en el país comenzó a ser ventilado hoy en un juicio en la provincia de Chaco, en el que está acusada una octogenaria y fue promovido por denuncias de dos víctimas que eran menores de edad en la década de los 80.

Según se explicó en la audiencia, los abusos comenzaron en los años 80, cuando Rosalía Alvarado y María Belén Duet, las denunciantes, tenían 3 y 6 años.

Ambas lograron superar la angustia y el silencio que envuelve a este tipo de delitos y, cuando pudieron denunciar su padecimiento, se toparon con la prescripción del delito.

Es así que se vieron obligadas a esperar la reforma de la ley N° 27206, que dejó sin efecto la prescripción del delito de abuso sexual en la infancia para poder presentar una denuncia formal contra sus agresores, el 15 de junio de 2016.

Los acusados en este caso son Daniel Pacce, ex diputado nacional por el peronismo chaqueño, fallecido en 2018, y su esposa Noemí Alvarado, tía de Rosalía, y de más de 80 años de edad.

A esta mujer se la acusa de ser "participe necesaria de abuso sexual deshonesto en concurso ideal con corrupción de menores en calidad de autora en concurso real con corrupción de menores en calidad de autora, en el caso de Rosalía", explicó la abogada de una de las víctimas.

En el caso de María Belén, la acusación contra Alvarado es "por corrupción de menores en calidad de autora".

El proceso está a cargo de la Cámara Tercera en lo Criminal, presidida por Ernesto Azcona, e integrada por las juezas Virginia Ise y Natalia Kuray.

El juicio se inició de manera presencial tras ser postergado por las medidas sanitarias tomadas por el Gobierno Nacional, a las que adhirió el Tribunal Superior de Justicia, informaron fuentes judiciales.

En la primera instancia, que duró alrededor de cuatro horas, dieron testimonio Rosalía y María Belén.

"Hoy la jornada estuvo muy cargada de emoción por escucharlas hablar finalmente ante el Tribunal, que era lo que ellas más esperaban, más allá de la posterior sentencia", dijo Nahir Badur, quien junto a su colega Kevin Nielsen son los abogados de las sobrevivientes y denunciantes.

Badur agregó que "fue conmovedor por el valor de sus relatos, por la entereza con la que soportaron las preguntas y ataques de la defensa -que es su trabajo justamente- y por el apoyo de sus personas cercanas".

Además, señaló que si bien en principio las audiencias iban a ser remotas por las medidas tomadas por el coronavirus, "el Tribunal Superior dio un permiso para que sean presenciales, dada la trascendencia que tiene este caso, a nivel local e internacional, ya que puede ser superador de muchas cuestiones dentro del Sistema Interamericano de Derechos Humanos".

Badur manifestó que junto a Nielsen y las denunciantes "perseguimos la sentencia condenatoria", que puede ser una medida privativa de la libertad pero, considerando que la imputada tiene más de 80 años, "obviamente sería dentro de los parámetros de una prisión domiciliaria".

El juicio, que estiman durará cuatro días, se retomará este martes desde las 10 de la mañana, jornada en la que tendrán lugar más declaraciones testimoniales.

Pacce y su esposa sostenían una vida social muy activa y en su domicilio se congregaban muchos niños, hijos de amigos y allegados.

La delegada del Inadi en Chaco, Nancy Sotelo, emitió días atrás un comunicado en el que reiteró "el acompañamiento institucional del organismo a Rosalía Alvarado y Belén Duet en su reclamo de justicia" y destacó "la importancia de la Ley de Respeto a los Tiempos de las Víctimas que suspende la prescripción de este tipo de delitos".

“Es importante destacar que, para los delitos de abuso sexual en la infancia, es fundamental contar con una norma como la ley nacional 27.206, también conocida como Ley de Respeto a los Tiempos de las Víctimas, que brinda la posibilidad a las personas que sufrieron el abuso de radicar la denuncia cuando alcanzan la mayoría de edad, o bien ratificar la presentación realizada oportunamente por sus representantes legales cuando eran menores de edad”, sostuvo Sotelo.

“Es necesario resaltar la importancia que tiene el respeto a las víctimas, tal como lo contempla la ley nacional 27.206, una norma que es una valiosa herramienta para que hechos de esta naturaleza, que fueron cometidos hace muchos años, no prescriban ni queden impunes”, sostuvo Sotelo.