25/06/2021

Una red de colaboradores suma su aporte a la conservación del yaguareté en la región chaqueña



(*) Por Martín Tinari
 
Desde hace 6 años trabajamos en la conformación de una red de colaboradores activos, compuesto por pobladores rurales, guardaparques, técnicos de campo y otros investigadores, que brindan información de presencia de yaguareté en región chaqueña mediante la colecta de huellas, heces, restos de animales cazados o información de avistajes directos de la especie. Esta actividad se enmarca en una estrategia que llamamos “Grupo de Colaboradores para la Conservación del yaguareté en región chaqueña”, actualmente apoyada por el proyecto “La participación comunitaria e interinstitucional como camino para lograr la coexistencia entre las personas y el yaguareté en la Selva Paranaense y el Gran Chaco Argentino” financiado por el Programa de Pequeñas Donaciones (PPD) del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).
Esta actividad tiene como objetivo brindar asistencia científica y técnica en todos los casos de aviso de posible presencia de yaguareté en la región chaqueña, para lo cual se analizan y estudia rigurosamente toda la información recibida por los colaboradores a campo.
Durante el año 2020, debido a la pandemia por covid-19, no pudimos asistir al campo, por lo que colaboramos a distancia con la Administración de Parques Nacionales (APN) y la Secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente de la provincia de Chaco (SDTyA), en el análisis, identificación y seguimiento de los datos de presencia de grandes felinos, con posibilidad de pertenecer a yaguareté, que han aparecido en la región. También colaboramos con la Dirección Nacional de Biodiversidad en la identificación y análisis de rastros de yaguareté provenientes de la provincia de Formosa. Desde el inicio del 2021 contamos con nuestra coordinadora del Grupo de Colaboradores para la Conservación del Yaguareté en región chaqueña, instalada en la localidad de Miraflores (Chaco). La presencia de la guardaparque Lucero Corrales en El Impenetrable nos permitió atender a campo los casos, articulando con las instituciones vinculadas a la especie, dictar pequeñas capacitaciones, identificar y sumar nuevos colaboradores y desarrollar actividades de difusión y educación ambiental con los niños, niñas y adolescentes de los parajes visitados.
Desde marzo 2020 hasta la actualidad pudimos confirmar que al menos trece de los rastros analizados pertenecen a yaguareté (individuos diferentes a Qaramtá, el macho monitoreado con collar satelital), aunque no podemos aseverar a cuántos individuos diferentes pertenecen hasta no obtener fotografías que nos permita identificarlos. Los otros reportes analizados corresponden a pumas, o no han podido ser confirmados con certeza aún, debido a la falta de información más precisa.
El análisis de los rastros recibidos lo llevó adelante nuestra coordinadora del Grupo de Colaboradores, en conjunto con nuestro equipo de biólogos y guardaparques de Proyecto Yaguareté capacitados en mediciones, supervisados siempre por la Dra. Verónica Quiroga, coordinadora del Proyecto Yaguareté en región chaqueña.
Estos monitoreos se llevan a cabo en conjunto con el personal del Parque Nacional El Impenetrable (Intendente, guardaparques y brigadistas), guardaparques y encargados de los Parques Provinciales Fuerte Esperanza y Loro Hablador e inspectores de la Brigada Operativa Ambiental (BOA) de la Secretaría de Desarrollo Territorial y Ambiente (SDTyA) de la provincia de Chaco, quienes, además de brindar información valiosa de rastros de presencia de tigre, trabajan en coordinación con nuestro equipo para la atención de los casos, visitando la zona, dialogando con los pobladores locales y entregando material de difusión, como medida de prevención y concientización. Cooperaron, además, organizaciones de la sociedad civil, colaboradores del proyecto y pobladores en general, quienes brindaron aviso y registros fotográficos de varios de los hallazgos de huellas de yaguareté en el territorio.
La información recabada por estos muestreos participativos e interinstitucionales permite completar y mantener actualizados los mapas de distribución de yaguareté en la región chaqueña, siendo fuente de información científico-técnica para incentivar a tomar medidas de manejo de la especie y unir esfuerzos en pos de su conservación.
Consideramos que la coordinación interinstitucional y la participación ciudadana sigue siendo una estrategia clave para la generación de conocimiento sobre la especie, la respuesta temprana ante conflictos o riesgos de cacería y la obtención de datos en un territorio tan extenso como lo es la región chaqueña.

(*) Datos del autor
Responsable de Comunicación y Educación Ambiental
CeIBA-CONICET - Proyecto Yaguareté