24/07/2021

​Toque de queda de 20 a 6 y paralización de clases y actividades sociales para el AMBA



El presidente Alberto Fernández anunció esta noche un paquete de medidas más duras para intentar enfrentar el avance de la segunda ola de coronavirus. Después de reunirse con el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, resolvió restringir aún más la circulación, suspender las clases presenciales por dos semanas y prohibir las actividades deportivas, culturales, sociales y recreativas en todo el AMBA, donde no se podrá circular entre las 20 y las 6 de la mañana.
Sin embargo, el Presidente les pidió a los intendentes y gobernadores que lo acompañen en “este momento difícil” y les abrió el camino para que se adhieran a las medidas.
El Gobierno, después de reiterar numerosas veces que las escuelas no son focos de diseminación del virus, decidió suspender las clases presenciales desde el lunes 19 hasta el viernes 30 de abril. Se retornará a la modalidad virtual en los tres niveles educativos. La decisión de cambiar el formato de las clases retrata la gravedad del escenario sanitario. Era una de las actividades en las que el mandatario pretendía no ceder.
En tanto, las restricciones a la circulación serán entre las 20 y las 6 de la mañana. En los próximos 15 días quedan suspendidas las actividades recreativas, sociales, culturales, deportivas y religiosas en lugares cerrados. Además, las actividades comerciales funcionarán entre las 9 de la mañana y hasta las 19. Las actividades gastronómicas funcionarán con la modalidad de entrega a domicilio luego del horario permitido.
Minutos después de que el Presidente Alberto Fernández anunciara nuevas medidas de restricción ante el avance de la pandemia del coronavirus, vecinos de distintos puntos de la Ciudad y en la puerta de la Quinta de Olivos, se manifestaron con sus cacerolas para mostrar su descontento ante el anuncio.
Palermo, Núñez, Belgrano, Barracas y Flores fueron los primeros barrios porteños en donde más se escuchó el ruido metálico desde las casas y los edificios.
Pero con el correr de los minutos se replicó en puntos de casi toda la Ciudad. Algunos con bocinas, silbatos o simplemente con las palmas de sus manos.
Uno de los focos de la protesta fue la puerta de la Quinta de Olivos, desde donde el mandatario anunció las medidas. Hasta allí llegaron cientos de manifestantes con banderas argentinas para expresar su descontento.
El Gobierno consideró que el mayor riesgo de transmisión se produce en las actividades sociales y recreativas nocturnas, donde no hay dos metros de distancia y se producen aglomeraciones. Por eso decidió implementar nuevas medidas, más duras y focalizadas.
Durante el mensaje que el Presidente brindó desde la Quinta de Olivos, le envió un mensaje a los mandatarios provinciales que, según entiende, deberían haber tomado medidas restrictivas más allá del DNU de la semana pasada y no lo hicieron. “El resto de las jurisdicciones puede adherir a las medidas que estoy tomando hoy”, indicó Fernández.
“Espero que entiendan que me tienen que acompañar en este momento difícil”, sostuvo Fernández en alusión a los gobernadores e intendentes.
El mandatario pidió que “los gobiernos provinciales y municipales fiscalicen las decisiones que tomamos y hagan cumplir las decisiones” y aseguró que “el contagio no está en las fábricas, no está centralmente en los negocios que con distancia social pueden atender a los clientes”. En ese sentido, agregó: “El problema central está en las reuniones sociales donde la gente se distiende y en ese momento de distracción, de esparcimiento, es mucho más fácil contraer el virus”.
Debido a que las nuevas medidas afectarán el sector gastronómico, el Gobierno evalúa otorgar ayudas económicas ese sector para poder amortiguar el impacto generado por la suspensión de las actividades. Aún no están resueltas.
En el gobierno porteño las medidas no cayeron bien. No fueron consensuadas ni tampoco les avisaron previamente. La respuesta llegará este jueves a las 12, cuando Horacio Rodríguez Larreta encabece una conferencia de prensa acompañado por el jefe de Gabinete, Felipe Miguel; el ministro de Salud, Fernán Quirós; la ministra de Educación, Soledad Acuña; el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli; y el ministro de Transporte, Juan José Méndez.