09/05/2021

Corrientes y el Covid-19: con la mirada puesta en mayo y la llegada de más vacunas



Aún con satisfacción por los niveles de vacunación alcanzados en la provincia, en el gobierno provincial se mira con expectativa lo que vaya a pasar en los próximos días con la llegada de nuevos cargamentos de vacunas contra el Covid-19 a la Argentina. Sucede que la marcha del plan de vacunación y el stock de vacunas en Corrientes indican que la semana que viene el proceso podría detenerse por falta de los inoculantes.

Este miércoles el gobierno provincial hizo circular información que revela que se ha logrado vacunar ya con dos dosis al 95 por ciento del personal de la salud, mientras que han recibido una dosis el 100% de los docentes y policías mayores de 50 años que se inscribieron así como el 100% de la población mayor de 65 años que se anotó para recibir la vacuna. En tanto en la población de entre 60 y 64 años inscripta se ha alcanzado un 90 por ciento de vacunación.

Hacer públicos esos datos sirvió a los funcionarios de salud para testear el funcionamiento del sistema. De todos los reclamos recibidos tras la difusión de los datos se produjeron una serie de reclamos que fueron atendidos, y finalmente solamente dos de ellos, de acuerdo a fuentes oficiales, fueron por fallas del sistema. Los demás reclamos respondían a inscripciones incorrectas o incompletas.

Hasta ahora se llevan vacunados 86.663 mayores de 65 años, 30.231 mayores de 60 años 18.000 personas del personal de salud. La siguiente franja será la que va de los 55 a 59 años, aunque estará sujeta a “la llegada de más vacunas” ya que “la semana que viene nos quedamos sin dosis” reconocen desde el Gobierno.

Las mismas fuentes revelaron que desde el Gobierno Provincial se realizan gestiones para la compra de vacunas tanto con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires como con los gobernadores del Norte Grande y aunque admitieron que recién a partir de Julio podría haber alguna novedad en ese sentido, resaltaron que en caso de conseguirse lo primero que se va a hacer es “avisar es al Gobierno Nacional”.

Respecto a las medidas de restricción de circulación, en el gobierno correntino no están dispuestos a tomar medidas “medidas que estén justificadas y terminen siendo decisiones exageradas”. “Sostenemos la estrategia de no tomar medidas restrictivas ni de cierre total si no son estrictamente necesarias y de manera puntual en una localidad" afirman.

Por otro lado, en el comité de crisis se analiza que esas medidas podrían ser más necesarias cuando llegue el pico de esta segunda ola a Corrientes que estiman será en el mes de mayo, por esa razón en las próximas semanas se van a acelerar los testeos.

Respecto a la infraestructura sanitaria y al personal médico, los funcionarios provinciales se muestran tranquilos y resaltan un valor: hay menos de 200 internados y nunca se llegó al usar el 20% de los respiradores en el único centro de atención Covid de la provincia y donde se han agregado 120 camas más con oxígeno.
Eso sin tener en cuenta que en caso de un desborde se pueden aun utilizar nuevamente el Hospital Llano, algún otro centro público y hasta instituciones de salud privadas con las que no se oculta se han tenido algunas conversaciones por entra dentro de un plan de contingencia.

El “cuello de botella” podrían llegar a ser los recursos humanos y “se están estudiando qué incorporaciones hacer” afirman.
Por otra parte en las últimas horas los gobernadores que integran el Consejo Regional del Norte Grande mantendrán una teleconferencia "para evaluar la situación epidemiológica y tomar decisiones", entre las que estudiarán la posibilidad de implementar un "pasaporte" o registro interprovincial para hacer un seguimiento de los casos.

El gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, reveló en redes sociales que "en las próximas semanas vamos a trabajar la propuesta de un pasaporte covid extendido para todo el norte argentino" para "hacer un seguimiento completo con todo el historial de cada persona respecto a la pandemia y prevenir el aumento de contagios y la letalidad".

Asimismo, sostuvo que "la diversidad de nuestras provincias, orígenes y de nuestras trayectorias políticas nos fortaleció para llegar mejor preparados" a esta segunda ola de coronavirus y señaló que "si actuamos como una unidad conjunta, al virus lo pararemos con nuestro equipo de casi 10 millones de argentinos y argentinas del Norte Grande".

Tras señalar que "la restricción de circulación debe ser potestad de cada provincia en coordinación con el gobierno nacional", Capitanich señaló que esas disposiciones "deben estar acompañadas con medidas de carácter fiscal, monetario, económico y social para garantizar un modelo de atención de las consecuencias de estas decisiones".

En Corrientes se comenzó a aplicar este miércoles nuevas medidas con el fin de reducir los contagios de coronavirus como la prohibición de espectáculos en vivo con público en bares y restaurantes, salones de fiesta y cualquier otro evento con concurrencia de personas.

La Municipalidad informó que los bares y restaurantes continuarán funcionando con los protocolos vigentes, hasta las 3, con mesas ocupadas por un máximo de 10 personas y una distancia de al menos dos metros entre mesa y mesa.