08/03/2021

​La Justicia Federal entregará a la provincia ambulancias que eran usadas por narcotraficantes



La justicia federal en Corrientes determinó entregar al Ministerio de Salud Pública de la provincia dos ambulancias que habían sido secuestradas a bandas narcotraficantes. La decisión llega tras un pedido del fiscal General Carlos Schaefer, y la tomó el Tribunal Oral Federal de Corrientes, que decidió la entrega en carácter de depositario judicial de las dos ambulancias al Ministerio de Salud Pública de la provincia, “con el objetivo de favorecer la gestión en materia de lucha contra la pandemia de coronavirus”.
Se trata de un furgón Iveco Daily, patente JKL-678 y una Fiat Ducato dominio JKO-673, que permanecen en el Escuadrón 48 "Corrientes" de la Gendarmería luego de ser secuestradas en el marco de dos causas por narcotráfico.
En la Ducato fueron hallados 399,977 kilos de marihuana, descubierta en el puente General Belgrano el 12 de abril de 2018 por la Gendarmería.
En el expediente al que tuvo acceso Telam, Gonzalo Valle figura como coordinador de un traslado efectuado con Juan Alberto Ledesma al volante de la ambulancia y con la participación de Andrea Micaela González, Pamela María y Julio Núñez, por lo cual están procesados bajo el cargo de transporte de estupefacientes agravado por la intervención de tres o más personas.
Sus procesamientos fueron confirmados en junio de 2020 y permanecen a la espera del juicio.
El otro hecho fue desbaratado en marzo de 2019 y comprende el traslado de 376,721 kilos de marihuana en una ambulancia del servicio privado Servimed, en el marco de una operación comandada por el médico Fabián Ramírez, según indicó la fiscalía.
En esa maniobra -que tenía a la marihuana con destino a la provincia de Tucumán- intervinieron, además de Ramírez, Carlos Rey como conductor, Gastón Ramírez (sobrino del médico titular de la empresa) como acompañante, una supuesta enfermera llamada María Dolores Rey y la madre de un menor de edad, Andrea Aurelia Torres, que fueron usados como pantalla para simular el traslado de un paciente, cuando en realidad el vehículo tenía un doble fondo en el que iban acondicionados 369 paquetes de droga.
Todos los protagonistas de esa investigación tienen procesamientos firmes desde octubre del año pasado.