08/03/2021

​Vacunatorios clandestinos, tráfico de influencias y privilegiados en argentina



A mi manera ciertas reflexiones acerca del escándalo en que los que se vieron descubiertos, o pretextan o están "mirando para otro lado", aunque siguen lo más campantes "sirviendo" al pueblo de "su" patria.-
Veamos: tráfico de influencias?. No es ninguna novedad. Ser amigos de los poderes de turno, para pedir favores en la comarca argentina, existen desde tiempos inmemoriales. ¿Otro ejemplo?, el ser "amigo del juez" también.
Pero he aquí que, hace un año, invadió al mundo una espantosa pandemia que contagia y mata, sin diferenciar, si ataca a ricos, pobres, blancos, negros o amarillos.
En tiempo record científicos y laboratorios de distintos lugares del planeta se propusieron lograr una vacuna que combata con éxito al temible virus. ¡Bien!, parecen haberlo logrado.
Los países, se abalanzaron sobre ellos para adquirirlas cuanto antes y así poder implementar vacunar a sus habitantes.
De inmediato se establecieron prioridades. Esto es conglomerados de gente que estaba más expuesta a contraer el riesgo de contagiarse, personal de todas las ramas de la salud, de seguridad, educadores y fundamentalmente a los mayores de 60/70 años, más aquellas/os, con morbilidades diversas. ¡Todas ellas debían tener prioridad!.
Bien, la Argentina trato con Rusia la que ella produjo. Viajaron funcionarias a ver y tratar la compra a ese país.
Y empezaron de parte del gobierno los anuncios: que llegarían 10 millones, que no que serían cinco; que en diciembre y enero "lloverían" 51 millones de dosis. Un tal ex ministro, el doctor Ginés González García, anuncio que se habían comprado semejante cantidad.
En medio de una "gesta heroica", aviones de bandera llevan realizados tres viajes a ese lejano país. ¿Cuantas trajeron hasta hoy desde alli?, sólo 900 mil dosis y de un laboratorio de la india unas 600 mil.
He aquí que, sorprendentemente, un reconocido personaje, periodista él, llamado Horacio Verbisky, inocentemente "encendió un ventilador" y declaró haber sido vacunado en el ministerio del hoy ya ex ministro doctor Ginés González García.
Y exploto el escándalo de dimensiones inconmensurables. Acá, allá y más allá.
Amigas y amigos del poder, gente con influencias, ¡argentinos todos!. Viejos, jóvenes, hijos y entenados "amigos del poder y el juez", sufrieron las agresiones en sus cuerpitos", Fueron pinchados prestamente en sus brazos con la vacuna salvadora.
Mientras millones de "viejas y viejos", como quizás seas vos y yo...en "la dulce espera" por saber cuándo llegara el día en que nos pincharan con la genial, salvadora vacuna.
Tráfico de influencias?, ¿impunidad?, ¿miserabilidad de muchas y muchos seres de nuestra comarca en este tan mortífero tema de salud, el maldito virus?.
Conociendo "el paño", ¿te ha generado sorpresa?. Al "fusible" lo echaron. ¿Los demás?...¿sabrán lo que significa la palabra dignidad?...¿sabes o esperas que alguien la practique, renuncie y le den las gracias por los "servicios" prestados a sus semejantes, prójimos o compatriotas?.
Si me dices: sos un gil te equivocas. ¡No! después de esto. ¿Qué más será que pretenderé ver u observar sorprendido actitudes "mañana" por parte de ciertas y ciertos como estas "ilustres" personas de nuestro país llamado Argentina?.