08/03/2021

El presidente Alberto Fernández pidió la renuncia del ministro de Salud de la Nación



El presidente Alberto Fernández le pidió la renuncia al ministro de Salud, Ginés González García, tras el escándalo de las vacunas de privilegio que se brindaron en la cartera sanitaria nacional. Así lo resolvieron Fernández y el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, tras una reunión de emergencia en la Casa Rosada.
González García montó un vacunatorio con enfermeros del Hospital Posadas que se trasladaron a las oficinas del Ministerio, sobre la Avenida 9 de Julio, para vacunar a funcionarios, legisladores, empleados públicos y otras personalidades.
Pero en rigor, desde que llegaron las primeras vacunas Sputnik V al país, el Ministerio de Salud se había reservado un “remanente” de al menos 3.000 vacunas que se repartieron entre los funcionarios de la cartera sanitaria, aunque no fueran población de riesgo.
Una alta fuente oficial dijo al diario La Nación, que la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, “sería la reemplazante natural” de González García, aunque el nombre del futuro ministro todavía debía confirmarse en el despacho presidencial.
El escándalo por las “vacunas vip” se sumó a una serie de desconfianzas, entredichos y chispazos entre la Casa Rosada y el edificio de los murales lumínicos de Eva Perón, donde está el Ministerio de Salud. Con un largo historial en la gestión pública, González García no tenía ningún ánimo de dejar el cargo antes de tiempo. Pero en la Casa Rosada irritaban ya desde hace tiempo lo que denominaron “internitas” de la cartera sanitaria, los “problemas de cartel” del ministro y sus laderos y, sobre todo, los errores de comunicación.
 
Vacunas vip
“Hablen con Ginés”, era la frase que se les respondía a quienes querían vacunarse sin sacar un turno como cualquier ciudadano común. El vacunatorio exclusivo que González García montó en el Ministerio de Salud no fue el único atajo que se ofreció para acceder a la Sputnik V, sin esperar a un turno, a personalidades públicas. La cartera sanitaria se reservó al menos 3000 vacunas que llegaron al país y que no fueron repartidas entre las provincias.
 
El último capítulo de esa trama tuvo que ver con la vacunación que se montó en la propia cartera de Salud, con enfermeros del Hospital Posadas, para vacunar a funcionarios y empleados públicos que no necesariamente se encuentran entre los grupos de riesgo, pero que lograron adelantarse en la fila. Invitado por un secretario de González García, en ese operativo “vip” se vacunó el periodista Horacio Verbitsky, según él mismo contó públicamente esta mañana.
Fuente: La Nación