21/01/2021
CERRAR

EN VIVO
Festival Virtual Chamamé de la Humanidad - Día 6
Ampliar

"Caminante No Hay Camino, Se Hace Camino al Andar"



Cierto día, la humanidad se despertaba con la presencia de un visitante no previsto por nadie. Un virus misterioso que habría nacido en un mercado de un país oriental; en donde parte de su comunidad acostumbra a paladear pangolines y murciélagos.

A los mortales de occidente se nos dijo que; haya sido, uno o el otro bichito, ellos lo trasmitieron al humano desde una ciudad llamada Wuhan.

Y así comenzó una pesadilla que pronto invadió a todo el orbe. sin distinción de raza, credo, religión, "pobres y ricos". "negros, blancos, amarillos”, se igual.

Alguien le puso nombre. Lo "bendijo" al visitante con un original nombre: covid 19. Bien, quizá por cercanía al país de origen, este flagelo se ensaño primeramente con países de Europa, continente tan caro a los afectos de la América toda.

En efecto, Italia. España. Inglaterra, entre otros, fueron sorprendidos cuando ya era tarde. El virus les ingresaba por todos lados, contagiaba a cientos de miles de sus compatriotas y ¡mataba! a otros tantos.

Cuando el calendario exhibía marzo de 2020, el covid 19, insaciable, cruzo los mares viajando cómodamente en avión y aterrizaba, ingresando sin papeles. sin permiso a una nación llamada Argentina. ¿Síntesis?, un maldito invasor. "terrorista" con un arma oculta dentro de él.

¿El propósito?: contagiar, matar, fundir y confundir.

Nuestros científicos, epidemiólogos, infectôlogos y. muchos más "ôlogos", fueron convocados por el señor presidente Alberto Fernández con el objeto de crear un consejo asesor que le de clases, para el darnos clases a los ignorantes. Es decir a vos, a mí, a todos.

Ese consejo de notables conocedores, sugirió al jefe de estado implementar cuarentena, palabra que significa en su origen qarenta giornos, cuarenta días.

A partir de establecida, tanto el señor presdidente como los científicos, nos brindaban las primeras lecciones que debíamos tener en cuenta y cumplir a raja tablas con tal de prevenir contagios.

Que el continuo lavado de manos con jabón, el uso de alcohol en gel o diluido en agua 70-30, el distanciamiento, cambiarse la ropa al llegar al hogar, dejar el calzado en la puerta de entrada, etc. etc. etc.

Nuestros notables, siempre acompañados del señor presidente, día y noche, noche y día hacían fulgurantes apariciones en todos los medios. Cada cual con "su librito", "que es por acá, que no, es por allá", y bla. bla. bla.

Alertaban que la llegada del invierno seria aun más el campo propicio para que el maldito covid se sienta más a sus anchas, contagiando y matando a mas infelices compatriotas.

salto en el tiempo.

La originaria cuarentena se fue transformando en una interminable procesión o caravana, como prefieras llamarla, mientras cientos de miles se contagiaban.

Otros tantos, desgraciados mortales, partían al más allá como consecuencia de los estragos ocasionados que ocasiona y seguirá ocasionando el virus.

Así también miles de miles de laboriosos, esforzados trabajadores, profesionales de varios, distintos rubros, comerciantes, pequeños y medianos empresarios, iban cayendo paulatinamente en la miseria, a medida que el tiempo pasaba, fundidos, perdían todo.

Paso el invierno. Llego la florida primavera. Estamos en pleno verano.

Es momento de preguntarnos: ¿cómo continuara esta aparentemente interminable pesadilla?. ¡Muy mal!. ¿Triste realidad que le toco en "suerte" a los humanos de todo el orbe?.

En lo que a nosotros los argentinos respecta y nos importa de sobremanera, por instinto de nuestra propia sobrevivencia, la vacuna.. .¡¡las vacunas!!,¿llegaran para que en cierto tiempo, algunos se atreven a pronosticar para marzo, abril o may, ¡o que sabes cuando tu o yo!, Estaremos en la cola de algún nosocomio para que nos sean aplicadas?.

El rebrote, la segunda ola, o como fuera que se llame, ya hizo su "entrada triunfal". Muto la cepa del virus solo atinan a balbucear unos que otros notables de acá y "de allá".

Por ello, aunque penoso el señor Antonio Machado, póeta dueño de  "Caminante No Hay Camino, Se Hace Camino al Andar", ¡vaya si tenía razón. "Caminante no hay camino. se hace camino al andar".-

Permítanos a todos don Machado cambiarle a su certera impecable frase, unas palabritas y agregarle otras: Científicos del mundo y de esta comarca. ¡apresuren sus pasos para que a las y los humanos que, aun gracias a Dios, este virus no nos atrapo, vacunas mediante, nos posibilite vislumbrar al final del extenso "túnel" por el que venimos transitando un brillo de luz, que alumbre un mejor porvenir una vez libres de este maldito virus.

Dios quiera...¡así sea!.