08/03/2021

​A Hernán lo mataron de por lo menos 22 puñaladas



Por lo menos 22 puñaladas en distintas partes del cuerpo recibió el hombre que fue hallado asesinado en su casa de la calle Guastavino en el barrio San Martín de Corrientes. El crimen habría sido cometido unas 72 horas antes del hallazgo del cadáver, lo que indica que podría haber sido asesinado en la noche o madrugada del sábado o domingo último. Hasta el momento no hay pistas de quien pudo haber sido el homicida.
El hallazgo del cuerpo se produjo en un departamento de un inquilinato de Guastavino 1929. Hasta allí llegó la policía el pasado martes tras el llamado de la propietaria de un comercio de la zona en el que trabajabael hombre, Jorge Carlos Hernán de 45 años.
Debido a que Hernán no se había presentado a trabajar en los últimos días, la mujer mandó a buscarlo a la casa, pero no sólo no obtuvieron repuestas sino que además sintieron en el lugar un olor a cuerpo en descomposición, lo que hizo que alertarán de la situación a la comisaría segunda.
La policía y los bomberos hallaron en el interior de una de las habitaciones el cuerpo sin vida de Hernán ya en avanzado estado de descomposición y en el mismo lugar un cuchillo ensangrentado que podría ser el arma utilizada.
En el lugar los investigadores no hallaron muchos signos de violencia, lo que hace presumir que Hernán conocía a quien o quienes lo mataron y los habría dejado entrar.
“El hombre vivía en el inquilinato pero estaba mucho en la calle. Tenía problemas de consumo de alcohol y de estupefacientes”, aseguró el jefe de la Policía Metropolitana comisario César Fernández.
En declaraciones a Radio Dos confirmó que “tenía 45 años y estaba separado con dos hijos. Su esposa nos comentó que había bastante contacto entre ambos”. Según el funcionario policial “lo que llama la atención es que siendo un inquilinato nadie haya escuchado o visto nada. Tenemos ‘testigos mudos’ que nos están aportando datos”.

Algunos vecinos del hombre, identificaron a una mujer como una visitante asidua suya, y aseguran que en la madrugada del 25 de diciembre se escucharon algunos ruidos en el pequeño departamento que habitaba.