04/12/2020

​Murió el poderoso banquero Jorge Brito al estrellarse su helicóptero en Salta



El banquero Jorge Brito murió en la tarde de este viernes luego de que su helicóptero se precipitara en la zona del Dique Cabra Corral, a 85 kilómetros de Salta Capital.
El accidente se produjo cerca de la zona donde se practica rafting, después de que la aeronave se enganchara con un cable de metal que se utilizaba para tirolesa. Una mujer que hacía rafting vio cómo el helicóptero se enganchó con el cable y cayó.
Minutos más tarde, otra mujer se comunicó con la policía salteña y contó que estaba en la zona del accidente y que allí vio dos cuerpos.
Según trascendió, el empresario, titular del Banco Macro, llegó a la provincia donde mantuvo una reunión con el gobernador Gustavo Sáenz, en finca Las Moras.
Brito se dirigía desde allí hacia la zona de Joaquín V González, donde tiene propiedades. Según supo Clarín, el empresario iba todos los jueves y viernes a esa zona donde tiene un feedlot en uno de los campos.
El empresario era propietario en esa provincia de la Inversora Juramento, una importante firma agrícola ganadera, que tiene más de 90.000 hectáreas en Salta. Brito era presidente y accionista mayoritario de la empresa, mientras que Jorge Brito hijo es el vice.
Las primeras versiones indican que era el propio Brito quien comandaba la nave, acompañado de su piloto de confianza, quien también falleció.
Otra información da cuenta que una mujer que hacía rafting pudo ver cómo el helicóptero se estrelló contra unos cables de tirolesa. Esta hipótesis fue confirmada por el ministro de Seguridad de la provincia.
La Junta de Seguridad en el Transporte dio detalles técnicos de lo sucedido. Informaron que el helicóptero era un Eurocopter Ecureuil matr. LV-FQN, que cayó en la zona del Embalse Cabra Corral (Salta), y que murieron los dos tripulantes.
Brito nació en 1952 en la ciudad de Buenos Aires, tuvo seis hijos con Marcela Carballo: Milagros, Jorge, que es vicepresidente de River, Marcos, Constanza, Santiago y Mateo.
En los últimos días, tras la media sanción del impuesto a la riqueza, el banquero dio una entrevista y se mostró crítico.
Brito consideró que el gravamen iba a crear "una rebelión fiscal como nunca se ha visto, posiblemente no se cobre nada o poco, y sólo se mediatizará nuevamente una guerra entre el Gobierno y los empresarios que no llevará a nada, irritará a la gente y nos acercará un paso más al precipicio".
"Los que más tienen deben ayudar en este momento para paliar los problemas económicos que la pandemia ha agravado", afirmaba Brito.
Y advertía que "el camino que ha elegido el Gobierno es equivocado por varios conceptos en los cuales se funda la propuesta. Primero, se eligió como manifestación de riqueza el patrimonio de aquellos que tienen más que una determinada cifra de activos".
Hombre acostumbrado a codearse con el poder de turno, la muerte de Brito generó un fuerte golpe en el mundo de la política. Amado Boudou, exvicepresidente de Cristina Kirchner, junto al que Brito formó parte del caso Ciccone (en el que el banquero fue sobreseído y el político condenado), fue el primero en despedirlo públicamente.
Me causa dolor porque fue un banquero nacional, un hombre que tenía todas sus cosas en Argentina", dijo Boudou en declaraciones al programa radial de Dady Brieva. "Uno podía podía pensar muy distinto y discutir mucho, pero yo hago diferencia entre bancos nacionales y transnacionales".


Fuente: Clarin