13/08/2020

​Un camión de LUSA rompió parte del puente Pexoa


Un camión de la empresa de recolección de residuos LUSA, cargado de escombros y con mucho más peso que los permitido para cruzar por la zona, produjo importantes daños en el puente Pexoa, lo que obligó a las autoridades a inhabilitar el histórico y tradicional paso hasta que los perjuicios sean fehacientemente establecidos y sea reparado.
El conductor del camión no observó las indicaciones que claramente dicen en ambas cabeceras del puente hasta 15 toneladas, y cargado de escombros excediéndose por lo menos en 10 toneladas intentó el cruce del puente de madera que cedió en una de sus partes por no estar preparado para un peso de esa envergadura.
 El camión se hundió en medio del puente causando graves daños a la estructura del histórico y tradicional puente correntino inaugurado hace poco tras su puesta en valor a un costo superior a los 10 millones de pesos.
El golpe por el peso y la velocidad que llevaba el camión, de acuerdo a especialistas rompió en tres partes una de las vigas longitudinales y rompió parte de una de las vigas de acero originales. Eso independientemente de haber roto parte de los tablones superiores del puente.

El intendente de Riachuelo, Martín Jetter, confirmó que antes del camión que rompió el puente había pasado otro con una carga similar, y que habría un  tercer camión que llegó al lugar para pasar también por ahí pero ya no lo pudo hacer porque el puente ya estaba cerrado.

Según versiones recogidas por las autoridades municipales de Riachuelo, con jurisdicción sobre Puente Pexoa, los camiones con exceso de pesos estaban llevando escombros a un predio en la zona de san cayetano, eligiendo ese caminó sin respetar las indicaciones de peso para el histórico puente que es ademas monumento historico provincial.

La disputa pasará ahora por quien se hará cargo de la reparación de los daños a la estructura del puente, uno de los iconos de Corrientes. La reparación integral del lugar la había afrontado en su momento el Gobierno de la Provincia, pero habrá que ver ahora si su reconstrucción será a costa de la empresa responsable del camión que lo dañó o si nuevamente será el estado el que deba pagar los costos del acto de negligencia.