15/08/2020

​ Cuatro sangrientos casos con padres e hijos como victimarios


El último fin de semana, cuatro hechos de sangre que terminaron con tres vidas y dejaron en peligro otra, tuvieron como denominador común que los protagonistas fueron padre e hijo. En todos los casos los protagonistas de esta insólita seguidilla están detenidos.
El primer caso se dio en Santo Tomé, donde un hombre de 73 años y su hijo de 17 asesinaron a golpes a un productor de la zona con el que discutieron cuando lo acusaron de cometer varios robos en la zona. El crimen tuvo como escenario el paraje rural El Brete, a tres kilómetros de la Ruta Nacional 14 en el departamento La víctima fue identificada como Claudio Pérez, de 50 años de edad y oriundo de San Pedro, provincia de Buenos Aires. Fue asesinada a golpes por un hombre de apellido Gómez de 73 años y su hijo de 17.
El domingo a la madruga, padre e hijo en avanzado estado de ebriedad, Federico Blanco de 41 años y Sebastián Blanco de 20, a bordo de un Chevrolet Agile embistieron en avenida Maipú y Los Matacos a Mateo “Tini” Alarcón, un conocido canillita correntino. Padre e hijo descendieron del auto y trataron de cargar la moto en el baúl del auto, como no pudieron la abandonar y se fueron, pero antes taparon a Alarcón con diarios, 27 cuadras más allá le prendieron fuego al auto en un delirante intento por robar pruebas. Cuando fueron detenidos más de doce hora después de la tragedia aún tenían restos del alcohol consumido.
El domingo también, en Paso de los Libres en una estancia del paraje Palmeras, Adrián Gastón Fernández de 43 años y Gerónimo Ángel Yamil Fernández, de 22 años, padre e hijo, asesinaron a golpes al cuidador del campo, un hombre de 84 años, Raúl “Amo” Verón. Ambos fueron detenidos en la tarde de este lunes en un barrio de Paso de los Libres.
El cuarto caso se dio en Corrientes, en una vivienda de Tupac Amaru al 6.500, donde un hombre de 78 años fue apuñalado durante una discusión familiar por su propio hijo y su nieto, Ramón Anastasio Romero de 55 años y Toribio Romero de 18. Ambos ya están detenidos en una comisaría correntina.
Insólita coincidencia que tiño de sangre las crónicas policiales de un fin de semana especialmente violento en casi todo el territorio provincial.