13/08/2020

Está desaparecido un ex secretario privado de Cristina Kirchner que declaró como arrepentido


El ex secretario privado de Cristina Kirchner, Fabián Gutiérrez, es buscado intensamente por la policía santacruceña en la localidad de El Calafate. Según trascendió, el hombre fue visto por última este jueves, y en tarde de este viernes su billetera habría sido hallada por efectivos de la fuerza de seguridad. La camioneta de Gutiérrez fue encontrada con un vidrio roto y su campera, también con manchas de sangre, estaba en el vehículo, al igual que las llaves de su casa. En tanto, durante el operativo encontraron el celular de Gutiérrez en el terreno de una casa desocupada y cuando revisaron el domicilio del ex secretario de los Kirchner, el lugar estaba revuelto. El portal Opi Santa Cruz además reveló que la búsqueda comenzó luego de que sus allegados cruzaran información y confirmaran que no estaba claro cuál era su paradero. Según informó Opi Santa Cruz, sus allegados "comenzaron a cruzar llamados con gente que normalmente se relacionaba con Gutierrez y el nivel de alerta fue subiendo, al punto que la policía provincial montó uno de los mayores operativos de búsqueda de personas en El Calafate". "En horas de la tarde de hoy los investigadores encontraron el celular de Gutierrez en una obra en construcción en Raymundo Freile en el Barrio 50 viviendas de la villa turística", informó el portal. También habrían encontrado una campera con manchas de sangre y precintos. La búsqueda se originó tras una denuncia por desaparición de persona que inició la madre de Gutierrez, Teresa García, quien durante años fue interventora de la Caja de Servicios Sociales de Santa Cruz y la mujer que lo acercó al matrimonio K. Gutiérrez había llegado a El Calafate en un vuelo de "repatriados" y cumplió 14 días de cuarentena obligatoria en su casa, donde hoy la policía realizó operativos, ubicada en la calle Santiago Perkic, casi esquina Padre de Agostini. Tras haber sido aceptado como arrepentido colaborador en la causa de los cuadernos de las coimas, el exsecretario K se radicó en los últimos años en El Calafate, donde crecieron sus emprendimientos y adquirió varias propiedades. Pero nunca dejó de volar periódicamente a Buenos Aires. El ex secretario del matrimonio Kirchner fue procesado en noviembre pasado, sin prisión preventiva por lavado de dinero agravado, a raíz de varias operaciones sospechosas vinculadas con maniobras de recaudación ilegal de la causa de los “cuadernos” del chofer Oscar Centeno. “Parte del dinero proveniente de los ilícitos perpetrados por aquella asociación ilícita, fue recibido por Héctor Daniel Muñoz y Víctor Fabián Gutiérrez, y luego fue puesto en circulación en el mercado con el fin de aparentar un origen lícito”, consideró el juez federal Claudio Bonadio. “El vínculo con dicha asociación excede la de un mero secretario privado”, tal como era Gutiérrez, “pudiendo afirmarse en base a indicios objetivos que habría recibido dinero de dicha banda y luego lo puso en circulación en el mercado, intentando darle una apariencia lícita”, señaló el juez en su fallo. En la declaración de octubre pasado ante el juez Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli, el ex secretario reveló que a Cristina Kirchner la llamaban “la loca” o la “yegua” porque “nadie quería trabajar con ella”. Contó cuánto dinero gastaba en compras cuando se iba de viaje oficiales, cómo terminó renunciando porque la ex Presidenta lo increpó por haber ido al baño y por qué el ex ministro de Planificación Julio De Vido “la odiaba”. También detalló cómo eran las reuniones de la recaudación al final de cada día, en donde los ex funcionarios llegaban con sus bolsos o mochilas para entregarlos a Néstor Kirchner. Y reflotó las sospechas de las bóvedas que había en las casas del entonces matrimonio presidencial.