12/07/2020

​Después de 92 años, Corrientes vuelve a tener obispo auxiliar


Debieron pasar 92 años para que Corrientes vuelva a tener un obispo auxiliar. Ayer monseñor José Adolfo Larregain fue consagrado como obispo auxiliar de la diócesis de Corrientes en una ceremonia que se realizó en la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario de la capital correntina y que contó con la presencia del gobernador de la provincia, Gustavo Valdés.
La ceremonia de consagración se realizó en la Iglesia Catedral, presidida por el arzobispo de la provincia Andrés Stanovnik, en el marco de la fiesta de San Pedro y San Pablo, y con la participación de los obispos de Goya, Adolfo Canecín; de Santo Tome monseñor Alejandro Montini, y monseñor Salvador Castagna además de seis sacerdotes en representación de toda la diócesis.
De acuerdo al ordenamiento eclesiástico, "la ordenanción de los obispos debe realizarse un domingo, o de fiesta, por ejemplo de los Áposteles". Pero monseñor Larregain debió, a su llegada de Buenos Aires, someterse un aislamiento obligatorio preventivo, lo que obligó a postergar su asunción.