19/09/2020

​“En Corrientes, están dadas las condiciones para jugar”

Mario Carzino, dirigente de San Martín, dijo que la capital puede albergar la fase final de la edición 2019-20 cuando “la condición sanitaria lo permita”. Adelantó que “se jugaría sin extranjeros”. 


Con la confirmación de continuidad de la edición 2019-20 de la Liga Nacional de Básquetbol (LNB) y con la particularidad de que entre los ocho participantes de la provincia, dos de capital y uno de Mercedes, Corrientes sigue al frente de las probabilidades de convertirse en sede de esa definición que se realizaría en agosto. “En Corrientes están dadas las condiciones para jugar, pero cuando la situación sanitaria lo permita”, dijo Mario Carzino, dirigente de San Martín, club candidato a ser sede.
Sobre las razones por las que la provincia puede albergar esta definición de elite del básquetbol nacional, Carzino dijo que se refiere también a la “infraestructura y la hotelería, y además hay 3 equipos que están cerca”. “Es una buena plaza, pero habría que ver la parte económica de la organización del torneo. El Gobierno siempre ayuda y colabora con el básquet, pero en este momento sus prioridades seguramente son otras”, consideró en declaraciones a UCUweb
El dirigente recordó que “en Corrientes el gobernador (Gustavo Valdés) habilitó algunas actividades más a las que se estaban realizando”. Sin embargo, aclaró que “lo que sí dijo es que el básquet va a tener que esperar un poco más, pero las perspectivas se van abriendo un poco más”.
En lo que hace a la faz económica, fundamental en estos tiempos tras las bajas en los ingresos a las arcas por la pandemia del covid-19, dijo que en la entidad rojinegra están analizando cómo va a quedar el club después de la emergencia. “Estamos trabajando con el 50 por ciento de los socios. Estamos entre los 8 mejores de la Liga y vamos a ver cómo afrontamos esta etapa”, señaló. 
En lo deportivo, por ahora todo es una incógnita, más allá de que la única confirmación es la clasificación en ese grupo de ocho una vez dada por finalizada la fase regular de la competencia. “En lo deportivo estamos muy contentos por lo que se hizo, pero en lo económico esto nos hizo tambalear. Veremos cómo podemos terminar esta temporada”, analizó sobre el presente en la Liga, hasta el parate por la pandemia de coronavirus.
Sobre el regreso de la Liga, dijo: “No sé cómo podrán jugar los equipos de Buenos Aires, no sé los tiempos y hasta cuándo se podrá  tomar una resolución”. 
Por último, se refirió al caso del pívot norteamericano Brian Fitzpatrick, que pasó gran parte de la cuarentena en la ciudad y que “se fue hace una semana de Corrientes, donde se quedó por voluntad propia”. 
“Si tuviéramos que jugar, seguramente lo haríamos sin extranjeros, por el valor del dólar, los protocolos complicarían mucho la situación, pero lo analizaremos cuando haya una fecha fija”, concluyó.
El otro extranjero de San Martín es el escolta Jhon Cristopher Fuller, que regresó a EE.UU.; en tanto que el tercero era Deion Mc Clenton, que fue cortado en el inicio mismo de la emergencia sanitaria.