10/07/2020

Chaco: apartan a los policías que atacaron a una familia qom en Fontana


El Gobierno de Chaco dispuso el apartamiento de los policías implicados en un violento procedimiento en la vivienda de una familia qom en Fontana y el Estado chaqueño se constituirá en querellante de la causa para esclarecer los hechos, que fueron registrados en imágenes por una de las víctimas y que se viralizaron.  
La ministra de Seguridad de Chaco, Gloria Zalazar, anunció pasado el mediodía de este martes que el gobernador Jorge Capitanich “dispuso el apartamiento de los agentes implicados en el hecho”.
“Queremos decirles que no vamos a tolerar la impunidad. No vamos a tolerar que estos hechos pasen desapercibidos ni que vuelvan a ocurrir. Seguimos trabajando para el esclarecimiento de los hechos y la garantía de justicia”, dijo la funcionaria en una conferencia de prensa, donde estuvo acompañada del jefe de la Policía, Fernando Romero.
“Repudiamos este accionar ilegal, violento, arbitrario, por parte de la policía, que nada tiene que ver con el compromiso del Gobierno con el Estado de derecho y las garantías de derechos humanos”, agregó Zalazar.
En el caso, interviene el Órgano de Control Institucional (OCI) de la Policía, junto a la Fiscalía de Derechos Humanos, y el equipo perteneciente a la Secretaría de Derechos Humanos y Géneros se hizo presente en el domicilio violentado, “con la finalidad de contener psicológicamente a las víctimas, asesorarlas y orientarlas legalmente en cuanto a la reivindicación de sus derechos vulnerados, promover el acceso a la salud solicitando ambulancia y acercándolas al servicio del hospital Perrando”, explicó.
El ataque ocurrió el domingo a la madrugada, cuando un grupo de policías de la comisaría 3ª de Fontana irrumpió en la vivienda del barrio Banderas Argentinas, “sin orden de allanamiento y mediante golpes”, según la Secretaría de Derechos Humanos de Chaco.
Los policías detuvieron y trasladaron a cuatro personas –dos mujeres y dos varones–  y “agredieron a otra mujer que estaba en la vivienda, tirando balazos con posta de goma y de plomo”, detalló el organismo.
“Los familiares denunciaron que todos los detenidos fueron lastimados por personal policial, quienes, con impunidad y crueldad, los trasladaron hacia la comisaría, donde efectuaron torturas y tormentos de todo tipo”, asegura.

IMÁGENES SENSIBLES