10/07/2020

​El gobernador confirmó que seguirá el pago de $ 10.000 para Salud y Seguridad, y garantizó el aguinaldo


El gobernador Gustavo Valdés confirmó este lunes que continuará el pago del adicional de 10.000 pesos al personal de Salud y Seguridad afectado a las actividades para mitigar la pandemia del nuevo coronavirus, y garantizó el medio aguinaldo para todos los estatales.
Valdés inauguró esta mañana el Centro de Salud Penitenciario San Cayetano, destinado a reclusos con covid-19, y allí, en diálogo con la prensa, ratificó que, con excepción de Mocoretá, el resto de la provincia sigue en la fase 5 del aislamiento social, preventivo y obligatorio. La localidad del sureste provincial regresó a la fase 1 tras detectarse 8 casos positivos. 
“Con el plan que fuimos a trabajar con el intendente [de Mocoretá, Juan Pablo] Fornaroli, que es interesante, vamos a seguir el nexo epidemiológico, que es lo fundamental para controlar la enfermedad”, dijo sobre las medidas sanitarias en la localidad.
El gobernador insistió en que no hay que “bajar los brazos” en la lucha contra el nuevo coronavirus, que ya se cobró la vida de 541 personas en todo el país, según el reporte matutino del Ministerio de Salud de la Nación.
“Hay que seguir con el barbijo permanentemente, el distanciamiento social y la higiene” de manos, porque “si tenemos nuevos infectados, hay que volver atrás porque puede pasar como en Mocoretá”, advirtió. 
Valdés restó importancia a las declaraciones del vicedirector del hospital Perrando, de Resistencia, que había reaccionado contra Corrientes ante uno de los contagios registrados en esta provincia y que se habría dado en ese establecimiento, uno de los focos de transmisión del Gran Resistencia.  
“Debería ocuparse del Perrando un poco más, pero nosotros estamos protegiendo a los correntinos”, dijo Valdés sobre los dichos de Daniel Pascual. “No quiero hacer comentarios sobre lo que dice el funcionario del Chaco; él tiene mucho trabajo y cada uno debe ocuparse de lo suyo”, agregó.
“Los números cayeron un poco y siguen cayendo”, dijo el mandatario provincial sobre los recursos públicos, y recordó que “de $ 70.000 millones comprometidos, recibimos la primera cuota. De la segunda cuota recibimos la mitad. Estamos esperando el otro 50%”. 
“Sabemos que los momentos no son fáciles ni para los intendentes ni para los Gobiernos provinciales ni para el Gobierno nacional Tenemos que tener comprensión, no pelearse por pavadas ni politiquería. Y trabajar juntos y dar una mano a la gente de otras provincias”, afirmó.