10/07/2020

Días perros


Daniel Collinet 
La República

Veníamos bastante encaminados. Buscando caminos para que aquí, allá y en todas partes la peste nos deje de apestar un poco y empecemos de a poquito a familiarizarnos con nuevas normalidades. Pero, de pronto, los enojos y las quejas, no sin sus debidas razones. Y más por acá cerca, ver de cerca de vuelta al dichoso covid, que obligó a aislar a todo un pueblo. Otro tanto, en alguna cuadra. Para colmo, el fresquete que siempre complica a unos más y a otros menos. Y a los que menos tienen, los joroba más. Entonces, doble cuidado. Y cuidado que ciertos hechos de violencia suelen resurgir como quien no quiere la cosa. Y la cosa no cambia, pensarás, cuando vez que vuelven los accidentes a los que ya nos habíamos desacostumbrado tanto. Más de uno pierde la vida de manera absurda. Y otros mueren como perros.  Sobre llovido, mojado: en la mañana de ayer, se nos fue el perro que todos queríamos. Cartucho ya no estará en servicio. Hay razones para pensar que los últimos días grises fueron realmente así. Pero no tardará en cambiar. Busquemos futuros soles, que no están tan lejos. Y honremos los días vividos de la mejor manera. No es una falsa esperanza ni una innecesaria mirada positiva. Es así. Así que mejor, a cuidarse gente. Y a seguir. Andando. ¡Ladran, Cartucho! Señal de que vamos yendo.