11/08/2020

​Franco Méndez, un juvenil parado por la cuarentena

El base rojinegro aguarda la vuelta a la actividad y continuar con su buen momento. Atrás quedó un torneo que iba a jugar con la selección.     


La declaración de cuarentena obligatoria dispuesta por el Gobierno nacional a raíz de la pandemia por el covid-19 representó el cese todo tipo de actividades deportivas con acento en aquellas disciplinas cuya práctica es a través del juego en conjunto y con roce con los rivales. Así, se suspendió la Liga Nacional de Básquetbol (LNB) y con ello los jugadores quedaron frizados hasta tanto se resuelva la vuelta a la competencia.    
En ese marco, Franco Méndez es uno de los jugadores juveniles que San Martín sostiene en crecimiento y desarrollo. El jugador analiza la actualidad del básquetbol y cómo vive la cuarentena. Nació en Corrientes hace 18 años e integra el plantel que juega la Liga de Desarrollo (LDD) y fue ganando protagonismo y minutos entre los mayores de la Liga Nacional.  
El jugador está atravesando el final de la cuarentena junto a su familia, disfruta del descanso pero no deja de lado el entrenamiento para mantenerse en forma, mientras aguarda novedades sobre el restablecimiento de la competencia. “La rutina que manejo no es la misma que hacemos en el club, pero hago lo que puedo para mantenerme en ritmo”, dijo. Y consideró que “a todos nos va a costar volver, así que mientras tanto realizo las rutinas que nos envió el preparador físico. Además me cuido con las comidas y sigo una dieta estricta. Y así estamos, adaptándonos a trabajar con las herramientas que tenemos a mano”. 
Sobre su actualidad, el joven jugador del club rojinegro sostuvo: “Trato de no pensar mucho en el futuro, porque eso genera una ansiedad que no es tan buena”. 
“Antes de la cuarentena, estaba conforme con mi rendimiento dentro de la cancha, ya veremos a la vuelta, ir entrenando en movimiento de a poco. Por el momento, mantengo las mismas expectativas y metas que tenía al principio de la temporada, mejorar físicamente y en cuestiones de juego, seguir sumando minutos en la Liga y seguir formando parte de la selección argentina”.
Antes de la emergencia sanitaria, Méndez iba a participar del torneo “Albert Schweitzer”, certamen alemán que se lo conoce como un Mundial U18, por la categoría y nivel de sus participantes. 
“Estaba muy contento por otra convocatoria, la verdad que nos veníamos preparando para el torneo de Alemania pero principalmente para el premundial. Veníamos bien con todos los entrenamientos. Es una pena que se haya suspendido todo, pero creo que fue lo mejor para todos. Creo que estos torneos que quedaron a media realización estaría bueno que se jugaran para así seguir sumando experiencias”, concluyó.

San Martín recordó el 6º aniversario del ascenso

El 31 de mayo es una fecha de celebración y de buenos recuerdos. Ese día, en dos años diferentes de la década que pasó, la familia de San Martín de Corrientes vivió algunos de los mejores momentos deportivos de su historia. Las temporadas gloriosas de 2011 y 2014 se cerraron el mismo día y cumpliendo los objetivos de ascenso.
El primer capítulo se escribió en 2011, cuando el equipo conducido por Ariel Rearte venció a Ciclista Juninense, para quedarse con uno de los ascensos a la Liga Nacional. Era la cuarta temporada en que se buscaba dar el salto de calidad y llegar por primera vez a la máxima categoría del básquetbol argentino. Y se logró tras una temporada desgastante pero que selló en play-off y de local con una serie clave ante los bonaerenses.
Tras un año en la competencia, San Martín regresó al TNA, donde peleó para volver a la máxima categoría del básquet argentino, momento que llegaría en 2014 cuando dejaba atrás a Instituto de Córdoba, esta vez bajo el liderazgo de Sebastián González para recuperar su lugar en la Liga, donde logró mantenerse hasta el presente.
Así, el sueño volvió a hacerse realidad. San Martín llegó nuevamente a la elite del básquet nacional tras ganar la serie de repechaje del Torneo Nacional de Ascenso (TNA) 3-0 frente a Instituto. 
La definición fue en Córdoba, donde consiguió el triunfo 72-71 con un gran trabajo de la defensa correntina que recuperó la pelota cerca del final y con la ofensiva que Pablo Alderete anotó para poner el resultado final que decretó el tan ansiado ascenso. 
Seis años después, recordamos ese momento junto a Pablo, quien fue goleador de ese partido con 18 puntos: “Tenía 21 años cuando jugamos el ascenso con San Martín, creo que ese fue el mejor momento de mi carrera profesional; no me arrepiento de haber sido parte del equipo rojinegro. La pasé muy bien en Corrientes y en el club siempre me trataron excelente. Al poco tiempo de llegar mis compañeros, el cuerpo técnico y toda la familia de la institución me hicieron sentir como en casa, como si nos conociéramos de toda la vida. Les estaré eternamente agradecido”. 
Ese ascenso, marcó la historia de la institución y fue una gran oportunidad para comenzar a disfrutar de una nueva etapa en el básquet correntino, contando con equipos que lograron representar de la mejor manera a la ciudad y a la provincia tanto a nivel nacional como internacional.
Desde ese 31 de mayo de 2014, San Martín permanece en primera, logró jugar en el nivel internacional y además alcanzó su primer título en la elite. Tuvo una fecha que se repitió y vale el recuerdo siempre.