10/07/2020

​Acusado de apuñalar a un joven cumple una condena por violación

Consiguió la libertad hace días. Lo detuvieron el 23 de marzo de 2017 y lo sentenciaron a 3 años y 6 meses de prisión, el 27 de junio de 2019.


Un muchacho, al que se lo conoce por el alias de Cichufo (25),  está prófugo. Lo acusan de apuñalar y herir de gravedad a José Antonio Silva (22). El agresor se hallaba el libertad. Lo detuvieron el 23 de marzo de 2017 y el 27 de junio de 2019 el Tribunal Oral Penal Nº 1 lo condenó a 3 años y 6 meses de prisión por abuso sexual a una chica de 15 años, quien quedó embarazada y tuvo un varón. A poco días de cumplirse la extinción de la pena, su defensora oficial solicitó la libertad, que le concedieron la semana pasada.

Ataque a cuchillazos
En la mañana del sábado 30 de mayo en un sector del barrio La Chola, estalló un conflicto vecinal luego del ataque a cuchillazos a un joven. 
El incidente se registró cerca de las 10, en la zona de Argentina y Crespo. 
Según la investigación preliminar y testimonios de familiares del damnificado, José Antonio Silva (22) se hallaba en la casa de su madre y salió para dirigirse a un comercio del barrio. En el trayecto lo interceptó Cichufo, quien, cuchillo en mano, lo apuñaló en el cuello y en el tórax. Al menos recibió tres profundos puntazos. Se encuentra internado en estado delicado.
La situación fue advertida por familiares de Silva, que intervinieron en su defensa generándose un enfrentamiento con la familia de  Cichufo.
Una hermana del joven apuñalado dijo que a causa del hecho traumático perdió un embarazo de dos meses, según revelaron familiares a los medios.

Operativos y detenciones
Personal de la comisaría 15ª, con apoyo de tropas de la División Infantería, iniciaron el procedimiento en el barrio La Chola. Detuvieron al padre de Cichufo y  a dos hermanos de 18 y 16 años, quienes participaron en la pelea posterior al ataque a Silva. 
En la escena, la policía encontró y secuestró un cuchillo tipo carnicero y una pistola calibre 9 mm con numeración limada.

El temible Cichufo
Cichufo y los demás componente de la familia están considerados en el barrio como muy peligrosos. Todos tienen antecedentes penales. 
“Entran y salen de las comisarías. Cometen robos en las viviendas y en la calle. Los detienen pero al poco tiempo están en libertad”, coinciden vecinos en su comentarios.

Violación y condena
Cichufo estaba en la cárcel condenado por una violación. 
De acuerdo con el relato de la chica de 15 que fue abusada y que consta en el expediente al que tuvo acceso La República, el ataque sexual ocurrió entre fines de diciembre de 2016 y principios de enero de 2017.
La menor contó que un día que hacía mucho calor fue a la casa de su abuela, que está a pocos metros de la vivienda de sus padres en el barrio Iberá.
Recordó que su abuela tiene un kiosco al frente de la casa. Aquel día en que se produjo la violación, dijo que se hallaba en la siesta en la casa de su abuela, en un dormitorio mirando televisión. En un momento, medio dormida, escuchó que alguien entró a la pieza y era Cichufo, quien se le tiró encima. Con una mano le sujetó fuerte del cuello a la vez que la besaba y le corrió un short para violarla. 
La víctima dijo que Cichufo frecuentaba siempre la casa de su abuela donde a veces realizaba trabajos de albañilería.
Después del ataque, la menor se repuso y fue a su casa donde se bañó y no contó nada a sus padres. Hacia marzo empezó a sufrir reiteradas descompensaciones por lo que su madre la llevó a un centro de salud. Los exámenes confirmaron que estaba embarazada y acusó a Cichufo, que fue detenido. En septiembre de 2017 tuvo a un varón y el examen de ADN certificaron que es el hijo del violador.