14/07/2020

​Murió el sargento Cartucho


Cartucho, el perro con rango de sargento de la comisaría 7ª, de esta capital, murió este domingo. 
El perro, afectado por una insuficiencia renal, fue dado de alta hace 10 días y estaba en la seccional recuperándose, con dos agentes encargados de su cuidado. 
Los restos de Cartucho, que falleció en un siniestro vial, serán inhumados a las 17, en el predio de la División Canes de la Policía de la Provincia. 
El perro, que hace tres años tiene jerarquía de sargento, provocó el desplazamiento de un jefe y fue adoptado como un emblema por la Policía de Corrientes.
Su historia en la fuerza trascendió la anécdota barrial luego de adoptar como su hogar a la comisaría 7ª en escapadas desde la casa de su amo, el vecino y comisario Julio Vega, quien finalmente lo entregó al personal de esa seccional.
Por entonces su nombre era Milton y rápidamente se fue sumando a las tareas diarias, incluso en patrullas en la jurisdicción, la populosa barriada del Ex Aeroclub de Corrientes, según comentó a la agencia Télam el actual jefe de la comisaría.
“Cuando yo tenía 6 años de carrera en la policía y trabajaba en la división de Alto Riesgo, Cartucho ya tenía ese nombre y era conocido”, recordó el comisario.
El rango de sargento le fue otorgado en agosto de 2017, luego de que el director de la Policía Metropolitana de Corrientes, el comisario Julio Gómez, emitió una directiva para prohibir la permanencia de mascotas en las seccionales, tras la mordida que Cartucho le dio a una niña de 2 años que se acercó a la dependencia.
El revuelo que generó en el barrio el desplazamiento del perro repercutió en la cúpula policial y quien por entonces era el jefe de la fuerza en la provincia, el comisario general Eduardo Acosta, anuló la medida, desplazó al director policial que había emitido la orden y categorizó a Cartucho.
El perro, que es mestizo pero con rasgos de padre labrador, en el último tiempo ya no se podía levantar y presentaba inconvenientes para alimentarse. De acuerdo con el diagnóstico del médico veterinario de la policía correntina Javier Aucar, Cartucho sufría una insuficiencia renal, producto de su edad.
“El veterinario nos decía que tiene entre 17 y 18 años, que llevados a la edad biológica de un ser humano serían entre 70 y 90, por lo tanto va a tener que seguir con muchos cuidados”, expresó el comisario Erasmo González, de la seccional 7ª cuando Cartucho fue dado de alta.