12/07/2020

La Primera Nacional pretende volver a jugar desde el 1 de octubre

Los dirigentes manejan un boceto, con el que intentarán retomar el torneo, cumplir las 9 fechas restantes y definir los ascensos en cancha.   


Completar las nueve fechas restantes, no apartarse de lo que indica el reglamento original y decidir los dos ascensos “en cancha” son los ítems que figuran en los borradores que los dirigentes de clubes de la Primera Nacional tienen en sus carpetas para reanudar la competencia oficial.
La idea original de ese boceto elaborado por los mismos directivos de la divisional consistirá en volver a jugar desde el 1 de octubre próximo, siempre y cuando la pandemia del coronavirus esté controlada y las autoridades sanitarias otorguen el “semáforo verde”.
“La versión que nosotros tenemos por conversaciones con otros dirigentes de clubes es que la vuelta oficial podría producirse en octubre”, deslizó Héctor Capurro, vicepresidente segundo de All Boys.
El propio técnico del conjunto albo, José Romero, confió que “nos dicen que entre agosto y septiembre se harían los entrenamientos y partidos amistosos” para recuperar la forma física de los jugadores, que no tienen contacto con una pelota en campo desde marzo.
En principio,  la intención consistirá en aplicar una propuesta que hizo semanas atrás el Club Deportivo Morón “que hablaba de terminar la parte regular, jugar el Reducido (por el segundo ascenso) y dirimir al campeón en una final”, de acuerdo a lo apuntado por una fuente de la AFA.
El propio titular del organismo que rige los destinos del fútbol local, Claudio Chiqui Tapia, aseguró  que “los ascensos se dirimirán en cancha y no en un escritorio”, lo que refuerza la idea de reanudar la actividad en octubre, si el coronavirus lo permite. “Jugar los cuatro fines de semana de octubre, los cuatro de noviembre y el primero de diciembre para completar la fase regular”, agregó el vocero consultado para dar cuenta de cómo se jugarían las fechas 22 a 30 de ambas zonas del certamen.
“Pero no se descarta tampoco, si existe algún tipo de complicación, jugar alguna que otra jornada entre semana”, advirtió también la fuente.
Uno de los temas que preocupan a los directivos es la extensión de los contratos de aquellos jugadores, cuyos vínculos tienen fecha de vencimiento el 30 de junio.
“Seguramente, los dirigentes de los clubes les propondrán nuevos contratos por 18 meses a los jugadores que les interese retener. Es lo que se está charlando entre la AFA y Agremiados”, dijo el vocero.
El único club que manifiesta su desacuerdo ante esta posibilidad es el actual líder del grupo B, San Martín de Tucumán, que está articulando una serie de medidas para obtener el ascenso a Primera en forma inmediata, argumentando que “la temporada se dio por finalizada”como ocurrió en Primera División, otorgando clasificaciones de oficio a Copas Internacionales.
En principio, el reglamento de la categoría establece que el ganador de las zonas A y B se cruzarán a doble partido para dirimir el primer ascenso a la Liga Profesional. El triunfador se proclamará campeón y ascenderá en forma directa.
En tanto, el perdedor se unirá en semifinales a un reducido del que participarán los equipos clasificados en la segunda, tercera y cuarta colocación de cada una de las secciones.

Conmebol apuesta a terminar con las Copas

El presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), el paraguayo Alejandro Domínguez, reafirmó el compromiso de reanudar y terminar las copas Libertadores y Sudamericana, suspendidas en marzo por la pandemia de coronavirus.
“Estamos trabajando fuertemente en conjunto con todos los países. Nuestra única obsesión es que la pelota siga rondando. Se van a disputar ambos campeonatos y se van a terminar”, garantizó el máximo dirigente del fútbol continental.
Domínguez anunció que el personal de la entidad regresó a sus tareas en las oficinas, situadas en la ciudad paraguaya de Luque, con el objetivo de “hacer que lo antes posible se pueda poner a jugar la Copa Libertadores y la Sudamericana”.
“Hace dos meses, por el coronavirus, tomamos la decisión de parar la Libertadores y la Sudamericana y también la de cerrar nuestras oficinas para cuidar la salud de la gente. Pasó el tiempo, fuimos a nuestras casas, fuimos obedientes en recibir y aceptar lo que las autoridades sanitaria nos recomendaros y jugamos de local, en casa”, recordó el directivo como cierre de esa etapa.
La Copa Libertadores, en la que participan River Plate, Boca Juniors, Racing Club, Tigre y Defensa y Justicia, quedó interrumpida tras disputarse la segunda fecha de la Fase de Grupos.
La Sudamericana, con Independiente, Vélez Sarsfield, Lanús y Unión de Santa Fe en carrera, ingresó en receso luego de la ronda de 32vos. de final.