10/07/2020

Bares, restaurantes, hoteles y gimnasios se preparan para abrir sus puertas

El gobernador Gustavo Valdés anunció ayer el regreso a la actividad de los rubros que todavía permanecían restringidos. Hoy, la Municipalidad detallará los pasos para implementar la reapertura.


Tras 14 días sin casos de contagio de coronavirus, la provincia entró ayer en la quinta fase de la flexibilización de la cuarentena, con perspectivas de poder evaluar la situación en otros 15 días. Así lo anunció ayer el gobernador Valdés, quien tras destacar los importantes avances conseguidos en el territorio provincial en la lucha contra el virus de la pandemia, anticipó las nuevas actividades que estarán permitidas y el control que se prevé implementar en los cruces interprovinciales y de frontera, para minimizar los riesgos de contagios con casos importados.
Hoy, a las 9, el intendente Eduardo Tassano será el encargado de especificar la implementación de las nuevas medidas que dispuso ayer el gobernador, que declaró a la provincia como “zona blanca”.
Entre los anuncios, se destacó el de la posibilidad de volver a realizar encuentros sociales, con hasta 10 personas. “Vamos a incorporar los encuentros sociales”, indicó luego entre las nuevas actividades permitidas. Y especificó: “los días sábados, al mediodía y a la noche, hasta diez amigos; y los días domingos, los encuentros familiares, hasta diez personas”.
“Y hay que respetar (los límites de) estos encuentros”, dijo.  “El éxito corresponde al control de movilidad y utilización de medidas sanitarias y de los barbijos”, aclaró además, en tanto mencionó la importancia de la desinfección en pisos, lavado de manos y distanciamiento social en estas reuniones. Pidió así “usar con total responsabilidad estas libertades que nos permiten el esfuerzo de todos”, de modo de “ir reconstituyendo el tejido social en zonas blancas”.
Pero, advirtió: “En el caso de que tengamos nuevos contagios, tendremos que volver para atrás estas medidas; si seguimos utilizando barbijos con distanciamiento social, vamos a seguir teniendo estos éxitos”, remarcó.

Hoteles de zonas blancas y rojas

Otra de las actividades permitidas será la hotelería y hospedajes, mediante un programa que se llamará “hospedaje seguro”. “Se dividirán en dos tipos de hospedajes, uno provenientes de zonas blancas y otras de zonas rojas” y que “los de zona blanca, siempre con el contralor de las intendencias de las autorizaciones y adhesiones de aquellos ciudadanos dentro de la provincia que se van de una zona blanca a otra zona blanca, si así adhirieran los intendentes”.
 “Aquellas personas del interior de Corrientes, que sabemos que no hubieren contraído el coronavirus en sus lugares de residencia y que vengan a la capital provincial a recibir atención médica, vamos a determinar los hoteles que se encuentren en zona blanca para que estas personas puedan ser recibidos por los mismos”.
Por otro lado, remarcó que “tenemos otros hoteles, que van a recibir a las personas de zona roja” y puso como ejemplo el hotel Confianza, al decir que “son los que reciben a las personas que vienen de Buenos Aires y que necesitan hacer una cuarentena en hotelería y van a ser denominados de zona roja, de manera de que podamos tener un mayor control según la procedencia”.
Además, les pidió a los municipios -por medio de una invitación- que “determinen cuáles son los hoteles que se suman a este programa” y en referencia a este nuevo sistema expresó que “tuvimos llamados de algunos intendentes que requieren hotelería para actividades productivas que están permitidas en Corrientes y que necesitan estos hoteles para llevarlas adelante”.

Bares y restaurantes

Mientras el regreso del transporte interurbano permanece bajo análisis de protocolos, Valdés anunció que entre las nuevas actividades autorizadas se contará a los bares y restaurantes, “con un factor de ocupación del 50 por ciento menor a lo habitual”. Entre las medidas, recalcó “la utilización del barbijo sin excepción -solo se lo podrán retirar para ingerir alimentos y bebidas-; no se permitirá el servicio de barras; en cada mesa podrán estar como máximo cuatro individuos; debe existir una separación de dos metros entre mesas para que haya una libre circulación de los pasillos; los interesados deberán pedir reservas para que los encargados tengan un número de cuántos asistirán para evitar la aglomeración; no puede haber espera de personas; el solicitante deberá brindar un número de teléfono para que el restaurante se pueda comunicar.
 “De esta manera se sabrá quiénes son las personas que estuvieron, así se tendrá trazabilidad y un total seguimiento del virus”, remarcó Valdés y acotó que para esto “será fundamental el control de los municipios, que deberán indicar cuántas mesas están habilitadas en los restaurantes y si cumplen las medidas exigidas”.
Se espera que desde la Comuna habiliten un registro de estos comercios, para comenzar a tramitar los permisos de reapertura, tal cual funcionó con anterioridad para el regreso paulatino de los distintos rubros comerciales.

Gimnasios, con 14 medidas sanitarias

El gobernador puso de relieve que se habilitarán las actividades en los gimnasios a partir del 1 de junio y para ello es menester que la Secretaría de Deportes junto a los municipios sigan un protocolo completo para que se capacite a todo el personal y se informe a las personas de cómo será el procedimiento. La forma y modo estarán determinadas por las comunas.
En este sentido, Valdés resaltó que existen 14 medidas sanitarias que deberán ser cumplidas, como por ejemplo “la higiene personal, la desinfección de los lugares, la ventilación de los mismos” y “la utilización de barbijos sin excepción, incluyendo a los entrenadores”.
Además, subrayó que “esta es una de las áreas más conflictivas que estamos habilitando hoy en la fase 5”, y advirtió que “de no tener resultados favorables, se revertirá la aprobación del uso de los gimnasios”.

Todo, menos el turismo

Valdés también analizó las consecuencias de la cuarentena, sosteniendo que “la economía de Corrientes en este tiempo ha sufrido mucho” y relató cómo fueron recuperándose los diversos sectores de las producciones agropecuarias e industriales, asegurando que actualmente “Corrientes se encuentra casi al cien por ciento de su producción”. También describió la progresiva rehabilitación del comercio, indicando que hoy está funcionando la totalidad de todos los rubros, como así también las distintas profesiones, con excepción del turismo.
En este sentido, el mandatario adelantó que “estamos estudiando todos los protocolos para comenzar a activar lo que ya presentamos con el ministro de Turismo (Sebastián Slobayen)”.