03/06/2020

La FIFA castigó al Ciclón por una deuda de USD 2,7 millones


San Lorenzo recibió ayer una dura sanción de la FIFA por una deuda en el pase del defensor Paulo Díaz, pero abrió dos caminos para revertirla: presentó una apelación ante el Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) y retomó las negociaciones con Palestino de Chile, el club que inició la demanda por los pagos incumplidos.
La sanción de la FIFA, de la que la institución que preside Marcelo Tinelli recibió ayer la notificación formal, consiste en el pago de 2.700.000 dólares a Palestino (por un porcentaje de la venta de Díaz de San Lorenzo a Arabia Saudita, a mediados de 2018), y en la prohibición de contratar jugadores en los próximos tres mercados de transferencias o hasta que se cancele la deuda.
En su primera defensa, el club de Boedo aceptó que “la deuda existe”, pero que es de “un monto menor al reclamado” por Palestino.
“Apenas recibimos la notificación, apelamos ante al TAS, porque la suma que reclama Palestino es incorrecta”, contó el secretario de San Lorenzo, Miguel Mastrosimone. “Así como hay varios clubes de la Argentina y de Europa que le deben a San Lorenzo dinero correspondiente a diversas transferencias, San Lorenzo también tiene atrasos en algunos pagos como es el caso de Palestino, aunque, insisto, no por el monto que reclaman sino por uno mucho menor”, agregó.
Además de la apelación ante el TAS, Mastrosimone especificó que San Lorenzo abrió una alternativa para revertir la sanción de la FIFA: “Ya nos pusimos en contacto con la dirigencia del club chileno a fin de negociar un plan de pagos”, dijo. 
Por lo pronto, la sola presentación de la apelación ante el TAS hace que la sanción quede en suspenso. 
A su turno, el presidente de Palestino, Jorge Uauy, explicó: “Le mandamos muchas cartas a San Lorenzo pero hace rato no nos contestan ni nos pagan. Por eso no nos quedó otra que recurrir a la FIFA. Ellos se quedaron con el 100 % del dinero que recibieron de Arabia por Paulo Díaz cuando la mitad del pase era nuestro".
“La situación es fácil. San Lorenzo nos debe 2.700.000 dólares”, afirmó el dirigente chileno.