03/06/2020

​Covid-19 | Para frenar los contagios, suspenden el servicio de colectivos en el Gran Resistencia


Foto: Diario Norte


El subsecretario de Transporte de Chaco, César Frugoni Zavala, dijo este jueves que el Gobierno chaqueño decidió suspender el servicio de transporte público por una “cuestión sanitaria” para evitar la propagación del coronavirus en la provincia, donde los casos positivos de covid-19 ascienden a 675, de los cuales 38 fallecieron, según el parte oficial de esta mañana. 
El gobernador Jorge Capitanich dispuso la medida, que contaría con el aval del intendente de Resistencia, Gustavo Martínez, con lo cual la suspensión  alcanzará a la totalidad de las líneas urbanas e interurbanas, informó el diario Norte.
La decisión no está relacionada con el paro de los choferes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) de Chaco, que reclamaban el pago de salarios, sino con una “cuestión sanitaria”, aclaró Frugoni Zavala.
“Suspéndase en forma excepcional y provisoria el servicio de transporte público de pasajeros en todas las líneas de jurisdicción interurbana del área metropolitana de Resistencia desde las 0 horas del 22 de mayo de 2020 hasta las 24 horas del 31 de mayo de 2020”, dice el artículo 1º de la Disposición Nº 0158, publica Diario Chaco.
Capitanich dijo este jueves que su posición es “extender al menos hasta agosto” la cuarentena administrada en esa provincia, “La posición nuestra es que la cuarentena administrada con un sistema de análisis inteligente, debe extenderse hasta al menos el mes de agosto”, dijo el gobernador, y detalló que “dentro de Resistencia, con 409 espacios territoriales (barrios y asentamientos), en 45 de ellos hemos localizado casos, algunos dispersos entre 1, 2 o 3, y a su vez también clúster de mayor concentración”.
Chaco se encuentra en la fase 4 (reapertura progresiva) del aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el Gobierno nacional, porque “tiene un promedio de 25,4 días de tasa de duplicación de casos, cuando el límite inferior es de 25”, explicó en declaraciones a radio La Red.
Capitanich adelantó que se podría “ir extendiendo la cuarentena administrada en fases consecutivas hasta al menos agosto, con el seguimiento inteligente y protección exhaustiva de las personas de riesgo”.
Las declaraciones del gobernador no están en sintonía con la posición del intendente Martínez, que pidió volver a la fase 1 del aislamiento, es decir la cuarentena estricta, debido al aumento de contagios y fallecidos en el Gran Resistencia, donde se concentra el 90% de los casos de Chaco. 
“Creemos que llegó el momento de tomar decisiones”, dijo Martínez en un video que compartió en Facebook. “A mucha gente le va a caer bien, a otras no tan bien, pero tenemos que tomar medidas que nos vuelvan a la fase uno” de la cuarentena, añadió.
“Después del 24 de mayo, tenemos que hacer 15 días de cuarentena estricta y tenemos que pensar desde lo municipal y provincial cuáles son las acciones mínimas indispensables para llevar adelante, pero la mayor parte tiene que estar dedicada al aislamiento físico”, señaló.
Martínez dijo que el nivel de contagios “se ha disparado. Lo que aparentemente estaba concentrado en el macrocentro y en algún sector de la ciudad, hoy está desperdigado por toda la ciudad y todos estamos expuestos a contagiarnos”, dijo.
Sin embargo, Capitanich cree que con “el sistema de autoevaluación sistemática a través de la red de teléfonos celulares” y “la administración del flujo y regulación de la circulación de tránsito” se puede coexistir con el nuevo coronavirus, junto con “la protección de las personas con factores de riesgo”, aseguró.