03/06/2020

​Piden investigar a un oficial de la Policía por inconducta

Una subalterna lo denunció por acoso sexual. Contó que, el 14 de mayo, fue hasta donde estaba de guardia y la manoseó. 


 Una suboficial de la Policía de Corrientes denunció haber sufrido acoso sexual por parte de un oficial de la repartición. 
La denuncia la formalizó en la Fiscalía de Instrucción de Santo Tomé, que abrió la investigación. 
“Llegó al puesto de guardia, donde estaba sola, me abrazó y me llevó hasta una cama que tenemos allí y me tiró. Se arrojó sobre mí e intentaba besarme, mientras me manoseó las partes íntimas”, relató la damnificada al portal Diario Policial.
El hecho habría ocurrido el jueves 14 de mayo, cerca de las 19, en un puesto fijo de control en la ciudad de Santo Tomé, consignó ese medio.
Siguiendo con el comentario de la mujer, el oficial se hallaba uniformado y se movilizaba en un auto particular. Entró al inmueble y dijo que andaba controlando los puestos.
“Me tomó de sorpresa y me arrastró hasta una cama que tenemos allí para que descansemos en algún momento de la guardia. Me tiró de espalda y se abalanzó sobre mí. Me decía: siento cosas por vos, quiero tengamos relaciones sexuales, mientras intentaba besarme en la boca y manoseaba mis partes íntimas”.
Recordó que “no me lo podía quitar de encima hasta que se escuchó que alguien golpeó las manos. Se puso de pie y se fue hacia afuera. Salí a mirar y eran unos chicos que andaban pidiendo algo”.
Señaló que “subió al auto y se retiró. Pero, al rato llamó a mi teléfono celular diciéndome que no contara nada, que estaba loco y que le pidiera lo que quisiera como un pacto para mantener en reserva lo que había ocurrido”.
La suboficial manifestó que “estaba sola y muy nerviosa. No sabía qué hacer. Solicité la concurrencia del móvil policial. Vinieron el oficial de servicio y el cabo de cuarto. Al verme llorando y muy nerviosa, apenas pude contar lo había pasado, llamaron al jefe de la comisaría. Al principio me querían cambiar de puesto de control. Me ofrecieron la guardia del hospital o bien otro puesto de control y con un agente de custodio. No respondí en esos momentos. A la mañana siguiente radiqué la denuncia en la Fiscalía de Instrucción de Santo Tomé”.
Temporariamente, la suboficial fue reasignada en la alcaidía de esa localidad.