14/07/2020

Plantel licenciado e incertidumbre en Boca Unidos


La comisión directiva del Club Boca Unidos decidió licenciar al plantel profesional “hasta nuevo aviso”, luego de “dialogar con los jugadores”, tras conocerse las medidas de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA).
A través del mismo, la AFA tomó la decisión de dar por finalizada la temporada 2019/20 en todas las categorías del fútbol argentino, que incluye al torneo Federal A del cual se encontraba participando el equipo correntino, a raíz de las medidas de prevención tomadas por el coronavirus, que paralizaron la actividad a mediados de marzo.
“Era previsible que sucediera eso porque se estaba hablando, ahora que ya está la certeza veremos cuándo será la posibilidad de que volvamos a la competencia. Ahora trabajaremos en la parte económica, que es lo que nos preocupa”, señaló el presidente de la institución, Marcelo Insaurralde Benítez.
Para determinar los ascensos a la Primera Nacional, la AFA quiere que los mismos se definan en la cancha durante el segundo semestre, cuando así lo permitan las condiciones sanitarias, a través de la disputa de torneos reducidos. En estos días dábamos cuenta de que en cualquiera de las alternativas que se venían barajando, las posibilidades de que Boca Unidos jugara por un ascenso serían nulas, teniendo en cuenta la mala campaña cumplida por el equipo, que ocupaba la undécima posición de la zona A del torneo al momento de su interrupción.
“Esto nos afecta mucho, es nuestra principal actividad y será un golpe fuerte si esto sigue así”, expresó Insaurralde Benítez con respecto a las consecuencias de que Boca Unidos no compita en el Torneo Federal A hasta el año próximo. Respecto al tema salarial, el titular de la institución aurirroja manifestó que “junto con el departamento de fútbol se está elaborando la estrategia para tratar de cumplir con la totalidad de los jugadores, acordando con cada uno de ellos para sobrellevar esta situación”.
El cuerpo técnico encabezado por Claudio Marini vencía su contrato con la finalización del torneo. “Con ellos también hay un diálogo para ver cómo hacemos para arreglar la parte económica”, indicó.
“Los ingresos de Boca Unidos son casi cero, tenemos muchas obligaciones, por lo que debemos trabajar muy duro para lograr resistir, lo que será imposible, pero trataremos”, dijo el presidente.