14/07/2020

Oficializan hoy el fin de la temporada del fútbol y un futuro sin descensos

Tapia, titular de la AFA, anunció que quedan “nulos” todos los torneos, aunque los ascensos desde las categorías menores se deberán jugar.   


El presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Claudio Tapia, confirmó la conclusión de la temporada regular 2019/20 y la suspensión de los descensos hasta 2022 en todas las categorías como medidas estructurales que se aprobarán hoy en el Comité Ejecutivo frente a la pandemia de coronavirus.
El máximo dirigente del fútbol argentino ratificó además que se mantendrán los promedios en Primera División y que cada categoría menor definirá sus ascensos “en el campo de juego” cuando la situación sanitaria lo permita.
La reestructuración del fútbol argentino se formalizará hoy en la reunión de Comité Ejecutivo y, según adelantó Tapia, la votación no tendrá el consenso unánime de la dirigentes.
“Las decisiones pueden ser antipáticas y muchos dirigentes ya se manifestaron en contra y son opiniones válidas pero son las medidas que se necesitan para salir de la crisis”, justificó Tapia.
La explicación de Tapia está dirigida a los directivos –entre ellos el titular de Talleres de Córdoba, Andrés Fassi– que se oponen a aumentar la cantidad de equipos en la máxima categoría.
Con la suspensión de los descensos, que también se mantendrá durante toda la temporada 2021, el campeonato se jugaría de enero a diciembre –como lo sugirió la Conmebol– con 26 equipos (los 24 que componen hoy la Primera División y los dos que asciendan de la Primera Nacional).
Recién en 2022, con 28 equipos acumulados en la máxima categoría, volverán a implementarse los descensos en un número a definir y mediante el sistema de promedios, considerando los puntos sumados en las campañas previas (2019/20 y 2021) y la propia de ese año que nuevamente terminará en diciembre.
“Si no hay descensos, habrá más equipos en Primera División y más jugadores y con los promedios se mantendrá la competitividad”, remarcó Tapia sobre la decisión de finalmente mantener los números de tres temporadas para definir los descensos.
Con la temporada 2019/20 terminada, las clasificaciones para las copas internacionales del año próximo se realizarán en base a la tabla general que incluye los 23 partidos de la última Superliga ganada por Boca Juniors más la única fecha disputada por la Copa de la Superliga, que finalmente no se completará.
El primero, segundo, tercero y cuarto de esa tabla (Boca, River Plate, Racing Club y Argentinos Juniors) clasificarán a la Libertadores; mientras que el quinto, sexto, séptimo, octavo, noveno y décimo (Vélez, San Lorenzo, Newell's Old Boys de Rosario, Talleres de Córdoba, Defensa y Justicia y Lanús) lo harán a la Sudamericana.
Quedan definir dos plazas para la Libertadores 2021, una que correspondía al campeón de la Copa de la Superliga, que mutará a otro torneo, y la otra para el ganador de la Copa Argentina, cuyos organizadores “están trabajando” en el formato cuando se pueda volver a jugar.
“Para algunos esto puede significar un retroceso, pero para el fútbol la recuperación económica será lenta y tenemos que tomar medidas para generar nuevos recursos. Nos va a costar muchísimo reponernos de esta situación.”, señaló el mandatario de la AFA, que alertó que “clubes quebrados es sinónimo de sociedades anónimas”.
“Será muy difícil mantener la industria porque no hay ingresos, salvo los de la televisión y los de las cuotas sociales. Habrá decisiones antipáticas pero hay que tomarlas”, insistió el extitular de Barracas Central.
Tapia aclaró que todos tienen la “voluntad” de reanudar la actividad pero esto se concretará cuando las autoridades sanitarias lo permitan para evitar “un papelón” y “un retroceso” al 10 de marzo, fecha en la que se suspendió oficialmente el fútbol argentino. “Si hay que jugar en enero, lo haremos. La voluntad del fútbol argentino es volver cuando las condiciones sean de máxima seguridad”, concluyó.

El TRA podría volver a la cancha el 13 de septiembre

El Torneo Regional Amateur es el certamen de mayor participación de clubes del interior del país y el mismo, al igual que en otras divisionales, quedó trunco tras el inicio del aislamiento obligatorio por el coronavirus dictaminado por el Gobierno nacional.


Semana a semana la incertidumbre para los clubes de la categoría fue creciendo en cuanto al futuro de la competencia, máximo luego de los anuncios hechos por el titular de la Asociación del Fútbol Argentino, Claudio Tapia, sobre el cierre de la temporada para todas las divisionales.
Pese a los dichos del titular afista, la puerta para la reanudación de la competencia para las categorías menores quedó abierta, ya que “los ascensos se tendrán que definir en cancha”, según el propio Tapia.
Ante ello, el TRA seguirá los mismos lineamientos que todo el fútbol argentino: la temporada que iba hasta junio se dará por finalizada, pero los ascensos se definirán en la cancha. Esto significaría que el torneo cuyo comienzo fue en enero y se pensaba finalizar en junio fue suspendido definitivamente pero, de manera exclusiva y excepcional, los 98 clubes que estaban en competencia disputarán una nueva edición que buscará definir los ascensos mencionados.
Desde la AFA, y por ende también del Consejo Federal, esperarán la autorización de los organismos de salud a nivel nacional para comenzar a pensar en el retorno a la actividad. Esto depende de la evolución de la pandemia y si las condiciones no son las adecuadas no se forzará el regreso. De la misma forma, la decisión si los encuentros podrán disputarse a puertas abiertas o cerradas serán de los Gobiernos,  nacional, provincial o municipal y del protocolo que se adopte.
En ese marco, se presume que la fecha tentativa de inicio de este “nuevo torneo” sería el domingo 13 de septiembre y la de finalización el domingo 13 de diciembre. El formato de competencia es uno de los interrogantes que hay al respecto, algo que se resolverá, mediante un censo que el Consejo Federal hará con los 98 participantes para saber quiénes jugarán y luego se decidirá el formato.
Aún no está definida la fecha de confirmación de participación pero es más que importante destacar que “no será obligatoria” y que si alguna institución decide no participar “no recibirá sanción alguna”.