03/06/2020

Una eufórica Wuhan celebra el fin del encierro por el coronavirus, que no da tregua a Europa


Una mujer y una niña con equipo de protección en el aeropuerto internacional de Wuhan Tianhe, este 8 de abril./ Aly Song/Reuters



Miles de chinos celebraron con euforia este miércoles el final de más de dos meses de confinamiento en Wuhan, cuna de la pandemia de la covid-19, que no da tregua a Estados Unidos y Europa, donde no se logra generar una respuesta económica unificada y las muertes volvieron a aumentar en España.
En medio de la aterradora marcha del nuevo coronavirus, el mundo vio una luz de esperanza con la imágenes de miles de pasajeros que tomaron por asalto estaciones de autobuses y trenes, algunos de ellos con atuendos de protección integral, en Wuhan, la capital de la provincia china de Hubei.
“Me he levantado a las cuatro hoy. ¡Me siento tan bien”!”, dijo una feliz Hao Mei, de 39 años y oriunda de Enshi, ciudad a 450 km al oeste de Wuhan, antes de subirse a un tren para regresar con sus dos hijos, a los que tuvo que dejar solos durante más de dos meses, ya que quedó atrapada a fines de enero en Wuhan.
Si la pandemia parece controlada en China, donde surgió a fines de diciembre, continúa haciendo estragos en Estados Unidos, que registró un récord mundial de cerca de 2.000 muertos en las últimas 24 horas y casi 13.000 en total, y Europa, continente más afectado con más de 58.000 decesos y 750.000 casos oficialmente declarados.
Acechados por este enemigo invisible y confinados desde hace semanas, los europeos asisten, impotentes, a la destrucción de su economía, y los gobiernos de la UE no logran ponerse de acuerdo sobre un plan conjunto para enfrentar la debacle.
Tras una noche entera de negociaciones el martes en Bruselas, los países del norte seguían oponiéndose a los del sur, que reclaman un esfuerzo financiero sin precedentes.
“Tras 16 horas negociando, nos acercamos a un acuerdo, pero todavía no lo logramos. Suspendí el Eurogrupo” y seguiremos “mañana jueves”, escribió el ministro portugués y presidente del Eurogrupo, Mario Centeno, el miércoles a primera hora, en su cuenta en la red social Twitter.

Hacia los 100.000 muertos en el mundo 

En Estados Unidos, el gobierno del presidente Donald Trump inició nuevas negociaciones con el Congreso para liberar 250.000 millones de dólares adicionales para salvar empleos en las pequeñas y medianas empresas.
Trump también amenazó con suspender el financiamiento de Washington a la Organización Mundial de la Salud (OMS), acusando al organismo de la ONU de mal manejo de la pandemia y de una actitud sesgada hacia Pekín.
El estado de Nueva York registró otro récord de muertes por covid-19 en 24 horas, con 731 decesos (5.489 en total), aunque la cantidad de hospitalizaciones parece estar estabilizándose, según el gobernador Andrew Cuomo.
El mundo se encamina hacia la cifra simbólica de 100.000 muertos, tras haber superado los 82.700, sobre un total de más de 1,4 millones de contagios oficialmente declarados este miércoles a las 11 GMT. El recuento, a partir de cifras oficiales, se encuentra sin embargo por debajo de la realidad, ya que muchas personas mueren sin que se les haya efectuado el test y lejos de los hospitales.
En España, las malas noticias volvieron este miércoles, con 757 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, cifra que representa el segundo aumento diario consecutivo del número de decesos en el país, que ya se sitúa en 14.555.
El martes, Francia anunció 1.417 muertes en 24 horas y el Reino Unido 793. Ambos están aún lejos de Italia, con 17.127 muertos, y España, pero la pandemia prosigue, imparable, su marcha.
En Gran Bretaña, el primer ministro Boris Johnson comenzó este miércoles su tercer día en cuidados intensivos, donde prosigue su lucha personal contra el coronavirus.
Único líder de una gran potencia enfermo de covid-19, Johnson se encuentra “estable, tranquilo y con buen ánimo”, dijo al canal privado Sky News el secretario de Estado de Salud, Edward Argar. “Se le administró oxígeno en un principio pero sigue sin utilizar respirador”, precisó.
Pese al alza de muertos, el número de nuevas hospitalizaciones decrece en varios países europeos alimentando la esperanza de que el pico ya esté siendo alcanzado. “Seguimos en la fase ascendente, aunque se desacelera un poco”, confió el director general de Sanidad de Francia, Jérôme Salomon.
Después del anuncio de Austria y Noruega de que suavizarán las medidas de confinamiento, Portugal también espera volver a la normalidad en mayo.
Pero la OMS Europa lanzó este miércoles una advertencia: “No es el momento de flexibilizar las medidas” de confinamiento.
Mientras tanto, Japón decretó el estado de emergencia para Tokio y otras seis regiones del país frente a la reciente aceleración del número de casos de covid-19.

Con información de AFP