01/06/2020

​Fernández consiguió el apoyo de los gobernadores para extender la cuarentena y flexibilizarla de modo gradual


Foto: Presidencia de la Nación


El presidente Alberto Fernández sumó este martes el respaldo de los 23 gobernadores y del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para extender el aislamiento por el coronavirus y flexibilizar “de a poco” algunas actividades a partir del próximo lunes 13, aunque advirtió que “hay que evitar el relajamiento con la cuarentena”.
Fernández se comunicó con los mandatarios provinciales mediante videoconferencia desde la residencia de Olivos y les indicó que el período de cuarentena “va a seguir” después de Semana Santa, según indicaron a Télam fuentes oficiales.
Durante el intercambio, el jefe de Estado consignó que las restricciones se irán flexibilizando “de a poco” y abogó por “no tirar por la borda el esfuerzo” invertido desde que el 20 de marzo se anunció la medida.
También led pidió a los gobernadores que “estudien” el sistema de transporte público en sus distritos para garantizar que “se use al mínimo”.
Las fuentes señalaron que el mandatario expresó además que “hay que evitar el relajamiento con la cuarentena” porque “todavía no se termina de tomar dimensión del estado real de situación” a raíz de la enfermedad.
Los gobernadores, por su parte, brindaron su apoyo a la posición del jefe de Estado, añadieron portavoces oficiales.
El presidente estuvo acompañado en forma presencial por Rodríguez Larreta y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y los ministros del Interior, Eduardo Wado de Pedro, y de Salud, Ginés González García.
También se analizó un plan destinado a preservar la salud de los adultos mayores, que son parte de la población de riesgo de la enfermedad.
Al respecto, Fernández pidió “concientizar” a esa franja etaria y aseguró que “ante cualquier mecanismo, de ningún modo va a ser flexibilizada la cuarentena para los adultos mayores porque, cuanto más los aislemos, mejor será”.
Por su parte, Kicillof y Rodríguez Larreta coincidieron en “aislar a la franja más sensible”, por lo que plantearon que resulta necesario “adaptarse y ser flexibles a las realidades de cada provincia para lograr un aislamiento absoluto” de los adultos mayores, incluso si se necesitaran “medidas adicionales”.
Por teleconferencia participaron los mandatarios de Chaco, Jorge Capitanich; de Chubut, Mariano Arcioni; de Córdoba, Juan Schiaretti; de Corrientes, Gustavo Valdés; de Entre Ríos, Gustavo Bordet; de Formosa, Gildo Insfrán; de Jujuy, Gerardo Morales; de La Pampa, Sergio Ziliotto; de La Rioja, Ricardo Quintela, y de Misiones, Oscar Herrera Ahuad.
También los gobernadores de Neuquén, Omar Gutiérrez; de Río Negro, Arabela Carreras; de Salta, Gustavo Sáenz; de San Juan, Sergio Uñac; de San Luis, Alberto Rodríguez Saá; de Santa Fe, Omar Perotti; de Santiago del Estero, Gerardo Zamora; de Tucumán, Juan Manzur; de Catamarca, Raúl Jalil; de Santa Cruz, Alicia Kirchner; de Tierra del Fuego, Gustavo Melella, y de Mendoza, Rodolfo Suárez.
El presidente se había reunido con los 24 mandatarios el 19 de marzo pasado, también en Olivos, horas antes de anunciar el aislamiento obligatorio que está previsto hasta el domingo 12.
Fernández consiguió el respaldo político que buscaba para extender la cuarentena, incluso con una flexibilización más tenue de lo que se especulaba en los últimos días. En una teleconferencia que encabezó desde la residencia de Olivos, los gobernadores dieron un apoyo unánime a la medida de confinamiento general y coincidieron en la necesidad de reforzar el combate contra la pandemia del coronavirus.
“Los epidemiólogos me dicen que debemos mantener la cuarentena”, les comunicó Fernández, minutos antes de las 18, en el inicio de una conversación en la que anticipó que en la etapa que comenzará el lunes se mantendrá el aislamiento obligatorio para la mayor parte de la población, en especial en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), donde se registra el 70 por ciento de los contagios. La misma regla se aplicará a distritos con transmisión local del virus, como la provincia de Chaco y ciudades de Córdoba, Santa Fe y Tierra del Fuego.
El presidente no anticipó cuáles serán las nuevas actividades exceptuadas ni hasta cuándo prorrogará la cuarentena. Tampoco había dado detalles el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en la cumbre con empresarios y sindicalistas, que se hizo a la mañana, en la Casa Rosada.


Fernández, en el Instituto Malbrán./ Presidencia

El presidente analizó con los gobernadores medidas para la flexibilización del aislamiento social que pueden ponerse en marcha a partir del próximo lunes, después de hacer recorridas por el Instituto Malbrán, donde se realizan las pruebas de diagnóstico de coronavirus, y el centro sanitario montado en el predio de Tecnópolis.
Antes de esa reunión virtual, Fernández y De Pedro recorrieron las instalaciones del Centro Sanitario Tecnópolis, donde se montará un dispositivo que inicialmente tendrá 2.500 camas no hospitalarias.
Este centro, que contará en principio con un médico y 2 enfermeros cada 50 pacientes, se sumará al resto de los complejos que el Gobierno está preparando para enfrentar la pandemia: el hospital militar reubicable, las 20 unidades sanitarias móviles y los hospitales modulares, además de hoteles y clínicas cedidas por gremios, clubes y sedes religiosas.
Por su parte, el Comité de Crisis, integrado por el Gobierno y los sectores industrial, comercial y sindical, analizó cómo flexibilizar el aislamiento social, preventivo y obligatorio por actividad productiva, a partir del próximo lunes 13 de abril, “sin afectar la salud” de la población en general.
El encuentro se llevó a cabo en la Casa Rosada y estuvo encabezado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.
A su término, el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, sostuvo que se avanzará “en la medida en que se puedan desarrollar algunas actividades sin afectar la salud de la población; las otras seguiremos tratando de ver”, aclaró.
“Tenemos parada el 60% de la actividad productiva y estamos viendo las que puedan arrancar razonablemente”, añadió.
De esa reunión participaron también los ministros de Transporte, Mario Meoni; y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; además de la viceministra de Salud, Carla Vizzotti, entre otros.


El Centro Sanitario Tecnópolis.

También asistieron el presidente de la Unión Industrial (UIA), Miguel Acevedo; el vicepresidente, Daniel Funes de Rioja, y Diego Coatz, economista en jefe, y el titular de la Cámara de Comercio (CAC), Jorge Di Fiore.
En representación de la CGT, concurrieron sus cotitulares Héctor Daer (Sanidad) y Carlos Acuña (estaciones de servicio), acompañados por los jefes sindicales Gerardo Martínez (Uocra), Andrés Rodríguez (UPCN) y Antonio Caló (metalúrgicos).
La UIA informó, en un comunicado difundido tras la reunión, que presentó un protocolo de prevención, control y actuación, y entregó un documento en el que se analiza qué sectores “podrían volver a operar de manera progresiva”.
En tanto, los directivos de la CAC hicieron una serie de recomendaciones sobre aportes y contribuciones a la seguridad social, aislamiento social selectivo, financiación a las empresas y temas laborales.
Daer reiteró el apoyo de la central obrera a las medidas dispuestas por el Gobierno y dijo que “no es que el 13 (de abril) se va a levantar la cuarentena, sino que vamos a ir de acá al día lunes elaborando protocolos, formas y sectores, actividades generales y regionales para empezar de alguna manera a volver a tener actividad en cada uno de esos lugares”.
Por otro lado, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, exigió la renuncia al secretario de Articulación de Políticas Sociales, Gonzalo Calvo, quien autorizó compras de azúcar y aceite a valores por encima de los “precios testigo” fijados por la Sigen.
La decisión surgió como “primer resultado de la investigación que se inició ayer” sobre el proceso de compra de partidas de aceite y azúcar que serán repartidas entre comedores y merenderos de las zonas más vulnerables del país.
Asimismo, el Gobierno resolvió que en los procesos de compra que se realicen para atender la emergencia en el marco del Procedimiento de Contratación de Bienes y Servicios “no podrá en ningún caso abonarse montos superiores a los precios máximos” establecidos por la Secretaría de Comercio Interior.
Al mediodía, Fernández felicitó en persona a los profesionales del Instituto Malbrán y agradeció a los investigadores por haber desarrollado un avance científico que permitirá asegurar la calidad del diagnóstico del coronavirus.
“Ustedes hacen historia”, dijo el presidente a los científicos durante la recorrida por el Instituto, pieza clave del sistema sanitario y científico en la lucha contra la covid-19.

Con información de Télam y La Nación