01/06/2020

​La Nación autorizó compras masivas de alimentos con precios hasta 51% más caros que en los supermercados


“A rio revuelto, ganancia de pescadores” dice un viejo refrán que parece haber sido aplicado al pie de la letra desde algunas dependencias del Gobierno Nacional. El Ministerio de Desarrollo Social fue autorizado a realizar compras masivas de alimentos para abastecer a los sectores más necesitados en el marco de la emergencia sanitaria por la epidemia de coronavirus. Pero según la información de esas compras, que fueron publicadas este lunes en varias resoluciones en el Boletín Oficial, el precio que se detalló por los productos fue hasta 51% más alto que el que pagan los consumidores por primeras marcas en grandes cadenas de supermercados.
Justamente el Gobierno Nacional, que debe encargarse de controlar el respeto por los precios máximos establecidos para que la gente no sea estafada por los comerciantes, es el que excede largamente esos precios a la hora de pagar lo que compra en un verdadero escándalo que dirigentes políticos ya anunciaron llevarán a la Justicia en la próximas horas.
El ministerio que encabeza Daniel Arroyo publicó las compras autorizadas de alimentos de primera necesidad —aceite, fideos y azúcar— en el marco de la emergencia sanitaria para abastecer a las familias más vulnerables. Se trata de “contrataciones directas”, que no están sujetas al Régimen de Contrataciones de la Administración Pública Nacional.
 El ministerio publicó las compras autorizadas de alimentos de primera necesidad. Se trata de “contrataciones directas”, que no están sujetas al Régimen de Contrataciones de la Administración Pública Nacional
En los textos de las resoluciones, aparecen los precios por unidad que se pagaron por esos productos. Pero, a a pesar de ser una compra de gran volumen y de segundas marcas (muchas no se encuentran en los supermercados), en el caso de los fideos, por ejemplo, los precios pagados por cada productos resultaron hasta un 51% más caros que lo que puede pagar un cliente particular en una de las principales cadenas. Incluso comparado con las primeras marcas.
 
En declaraciones a C5N, el ministro Daniel Arroyo destacó que en el caso de los fideos, la diferencia de precios se debe a que los precios autorizados están expresados en kilos, mientras que los paquetes comprados son de 500 gramos. Y que hubo una corrección en la Resolución 159, publicada este lunes. Sin embargo, en el texto de esa resolución se lee claramente que los precios son expresados por unidades, en paquetes de medio kilo.
“Fideos semolados, marcas Invicta y/o Aldente y/o Pastasole, presentación en paquetes de QUINIENTOS (500) gramos. Importe Unitario: PESOS OCHENTA Y CUATRO ($84). Monto Total adjudicado: PESOS VEINTIOCHO MILLONES QUINIENTOS SESENTA MIL ($28.560.000)”, se expresa en el texto oficial.
Algunos ejemplos:
- Por la resolución 156/2020, se adjudicó la compra de envases de aceite comestible mezcla por 1,5 litros cada uno de marca Indigo a la empresa Teylem, por un precio unitario de $166,58. Esto es un 14% más que el precio que se paga en las cadenas de supermercados de ciudad de Buenos Aires, donde el envase de 1,5 litros de aceite de girasol Cocinero, de primera marca, se vende a $145,79.
- Por la resolución 152/2020, se adjudicó la compra de paquetes de fideos semolados de 500 gramos cada uno marca Doña Luisa o Sua Pasta a la empresa Copacabana por un precio unitario de $85,76. Es un 51,25% más que en las principales cadenas, donde el envase de 500 gramos de espagueti Lucchetti cuesta $56,70.
- Por la resolución 158/2020, se adjudicó la compra de azúcar común en presentación de un kilo marca La Muñeca por $74,97. En los supermercados, el paquete de un kilo de azúcar Ledesma cuesta $59,95.la diferencia es de 25 por ciento.
- Por la resolución 158/2020, se adjudicó la compra de arroz en paquetes de un kilo de las marcas Monarca, Don Bernardo, Chajarí, Valderey o Castellón por un precio unitario de $68,77. En los supermercados, el arroz Lucchetti —primera marca— cuesta incluso unos centavos menos: $68.49.
Desde el Ministerio de Desarrollo Social explicaron que es la Sindicatura General de la Nación (Sigen) la que fija los precios testigos, la licitación fue abierta y, en todos los casos, el ministerio pidió rebajas.
Según las resoluciones publicadas, donde se precisaron estos precios de compra por unidad, se autorizó al Ministerio de Desarrollo Social la suma de $164 millones para la compra de 340.000 envases de aceite comestible mezcla por 1,5 litros, marca Indigo ($157,80 por unidad) a la empresa Sol Ganadera; otros 340.000 envases del mismo producto marca Indigo/Ideal ($158,67 por unidad) a la empresa Copacabana; y otras 340.000 unidades de la marca Indigo ($166,58) a la empresa Teylem.
También la compra por la suma total de $86.540.200 de fideos semolados a las empresas Foraim, Copacabana y Sol Ganadera. Otra compra por $51.057.800 de paquetes de azúcar a las empresas Copacabana y Alimentos Generales. Por último, se autorizó la compra de $171.883.600 en lentejas secas a las empresas Copacabana, Forain y M.H. Accurso.

Fuente: Infobae.