01/06/2020

​San Miguel: detuvieron a un hombre por violencia de género


Un hombre quedó preso acusado de agredir y amenazar con un cuchillo a su expareja y su situación fue encuadrada en el contexto de violencia de género, quedando a disposición de la Justicia. 
El procedimiento se realizó en la localidad de San Miguel, distante a unos 160 kilómetros al este de la capital correntina.
El miércoles 11 de marzo, una señora concurrió a la comisaría de San Miguel para denunciar a su exconcubino. Dijo que llegó a la casa, la golpeó y la amenazó con un cuchillo.
Los gritos de la damnificada alertaron al vecindario que acudió en auxilio y provocó la huida del agresor.
El 1 de abril, la revista La Garganta Poderosa, difundió en su cuenta de Twitter un video filmado con un teléfono celular en una comisaría y que atribuyen a la mujer que concurrió a denunciar a su expareja. 
La Garganta Poderosa es una publicación mensual de la ONG La Poderosa, dedicada a difundir las actividades de villas y barrios pobres de Argentina y de otros países de América del Sur.
El material fílmico se habría registrado en la guardia de la comisaría de San Miguel y se produce un diálogo entre la denunciante y un policía.
“Cuando viene de trabajar tendrá que comparecer acá y quedará detenido”, dijo el policía y la mujer acotó: “No vendrá porque trabaja en el monte, donde está con su actual pareja”.
El funcionario policial agrega: “Desconozco esa situación, señora.  Si aparece por su domicilio otra vez, llame de inmediato”, y enseguida la mujer comenta: “Ahí ya me puede matar tranquila”.
El policía remarcó diciendo: “Mire cuántos policías somos. No podemos poner uno en cada casa. Estamos en emergencia sanitaria y a cada rato tienen que estar saliendo para correr a la gente de la calle”. Resignada la señora dice: “Y bueno”. Es el final del video.
El detenido, de 33 años, enfrenta cargos por “supuesta violación de domicilio, incumplimiento de asistencia familiar, amenaza con arma, lesiones agravadas por el vínculo y violencia de género”. 
El matrimonio se habría separado en julio de 2019 y de esa unión tuvieron una hija, que actualmente tiene 13 años.
La agresión ocurrió alrededor de las 2 de la madrugada del 11 de marzo en el domicilio de la mujer. A patadas, destrozó la puerta de acceso principal y también del dormitorio. La policía realizó una constatación en la casa y comprobó  los daños. La detención se concretó el miércoles 1 de abril en una vivienda del barrio Mbocayá. 
En el caso interviene el Centro de Atención Jurídica Integral de Víctimas de Violencia de Género, que funciona bajo el ámbito del Ministerio de Justicia de la Provincia, a cargo de Buenaventura Duarte.