10/04/2020
CERRAR

EN VIVO
estado del puente
Ampliar

Cannabis medicinal y turismo, en la agenda de Valdés durante el feriado de Carnaval

El gobernador, que ya tiene la fecha en el calendario como clave para la vinculación con delegaciones del exterior, estará primero en Jujuy y regresará para los festejos en el Nolo Alías y la firma de acuerdos de cooperación. Con el mandatario jujeño, el convenio será sobre la producción de cannabis medicinal.


Con el carnaval, se marca el fin de las vacaciones. Y en Corrientes, el feriado extralargo ya está instalado como espacio de trabajo en la agenda del gobernador, para estrechar lazos con otras provincias e incluso establecer puentes diplomáticos con otros países. Este año, aunque no llegarán tantos diplomáticos como en años anteriores –fueron cerca de 20 diplomáticos en febrero pasado– Valdés tiene previsto firmar acuerdos que servirán para profundizar la cooperación con otras dos provincias con las que ya existen lazos estrechos: Mendoza y Jujuy. 
A nivel internacional, se espera la visita de la embajadora israelí en Argentina, Galit Ronen.
Como cada año para la gestión de Gustavo Valdés, el último fin de semana de febrero no es de descanso sino de intensa labor. Y este año, aunque la delegación de invitados a conocer las bellezas correntinas y estrechar lazos de intercambio turístico y productivo no abarca a una veintena de diplomáticos, sí habrá al menos tres invitados claves. 
Uno de ellos es el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, a quien Valdés acompañará mañana en las celebraciones tradicionales de carnaval en su provincia, para luego viajar juntos hacia Corrientes.
Además de Morales, Valdés espera también la visita –aún no confirmada– del gobernador de Mendoza, Rodolfo Suárez. Junto a ambas provincias, Corrientes ya suscribió el año pasado –por entonces con Cornejo en el sillón de gobierno mendocino– un vasto programa de cooperación para fomentar el turismo entre las tres provincias.
“Algunos avances se consiguieron. Por ejemplo, existieron conversaciones con aerolíneas low cost para facilitar la vinculación aérea con esas provincias. Todavía no se concretaron, porque tras la experiencia de Córdoba-Corrientes, con una relativa baja rentabilidad en la ruta, se analizan otras alternativas. La más viable es conectar el Norte con Cataratas, con escala en Corrientes”, anticiparon fuentes oficiales a La República. En materia turística, habrá la firma de nuevos acuerdos para potenciar el convenio ya existente. 
Aún con la diplomática israelí no se terminó de cerrar la agenda hasta ayer, pero la diplomática estaría en la provincia durante el día domingo. Se trata de Galit Ronen, quien asumió su cargo en la Embajada en nuestro país luego de haber estado varios años en Uruguay, y desde su lugar aportó para la vinculación entre Argentina y su país en la reciente visita del presidente Alberto Fernández a Israel. Tecnología y producción serían dos temas potenciales para abordar de interés mutuo, si se recuerda la implementación de tecnología de riego en cítricos y en horticultura, que se practica en Corrientes, aportada tras acuerdos diplomáticos con Israel desde los 90’.
Pero entre los temas centrales –además de difundir y disfrutar de las ofertas turísticas de Corrientes, con el Carnaval como bandera– se encuentra un acuerdo en el que Valdés pretenderá avanzar con su par de Jujuy, para tomar el ejemplo de esa provincia en la producción estatal de cannabis medicinal, un tema que posiciona a la provincia del norte como un ejemplo en Latinoamérica, con un esquema de producción que funciona como una sociedad del Estado.
Desde Goya, existe un proyecto por el cual impulsan la actividad como una alternativa a la reconversión productiva del tabaco, que pasa por horas muy bajas en esa región. Según esos registros, existen propuestas similares en unas siete provincias argentinas, que también quedan supeditadas a la aprobación de las legislaturas liocales.
En esa ciudadde la provincia, la propuesta se orienta a una experiencia de tratamiento de protocolo, aunque a pequeña escala.
Aunque aún no trascendieron los detalles, desde la provincia buscan replicar en Corrientes el esquema implementado en Jujuy, desde donde buscan la instalación de laboratorios que cumplen con todos los permisos correspondientes para la cadena completa: desde la producción de semillas con aval del INTA hasta la elaboración y distribución a escala local, nacional e internacional.

Legislación y desarrollo

En octubre pasado, el senado convirtió en ley el régimen de adhesión a la Ley Nacional Nº 27350 de “Investigación Médica y Científica del Uso Medicinal de la Planta de Cannabis y sus derivados”, y se incorporó así al sistema de salud publica de la provincia la utilización del producto para el uso medicinal y terapéutico en tratamientos de síndromes, trastornos, enfermedades y patologías tales como epilepsias, enfermedades degenerativas, cáncer, náuseas y vómitos derivados de quimioterapia, VIH/sida, autismo, síndrome de West, dolores crónicos, bromialgia, glaucoma, esclerosis múltiple, párkinson, enfermedades poco frecuentes, tratamiento del dolor, estrés postraumático y otros.
Pero la ley, ya publicada en el Boletín Oficial, además permite la investigación y la participación de entes estatales para la tarea, así como se propone promover la producción pública de productos en base al cannabis en laboratorios públicos.
En Jujuy, el gobernador Morales anunció en julio pasado –a partir de la misma legislación– que esa provincia del norte tendrá “un banco de semillas que nos permitirá manejar la genética e investigar la aplicación del aceite de cannabis con propósitos medicinales”.
Se trata de un volumen de 300 gramos de semillas para entre 12.000 y 13.000 plantas. Cada planta madre contará con un dispositivo electrónico para revisar trazabilidad. “Es un rubro productivo altamente controlado”, enfatizó y resaltó que las semillas llegaron con el aval de Estados Unidos.
En otro orden, indicó que “se cumplió todo un trayecto para lograr este objetivo que sólo Jujuy transitó, estableciendo procedimientos abrazados a la ley nacional y la legislación provincial”.
 “No tendremos una mirada liviana en cuanto a inversiones en investigación y desarrollo”, dijo, a la vez que remarcó que “Jujuy tiene que ser la provincia más avanzada en investigación de productos derivados de cannabis con fines medicinales”.  
“Tendremos gran centro de desarrollo científico y tecnológico para el país y países de la región”, completó.
Ahora, con el nuevo convenio, se buscará complementar y cooperar en esa visión, que siente las bases para la reconversión de la matriz productiva tabacalera y la generación de nuevas oportunidades en el campo de la investigación, la salud y la producción agropecuaria local.