17/02/2020
CERRAR

EN VIVO
Estado del Puente
Ampliar

Con nueva conducción, el hospital de Saladas se alista para estrenar quirófanos

El ministro Ricardo Cardozo encabezó ayer el acto en el que asumió Eduardo Pujol al frente de esa institución. En ese ámbito, el titular de Salud Pública confirmó que pronto se estarán inaugurando modernas instalaciones y otras mejoras.


El hospital María Auxiliadora, de Saladas, cuenta desde ayer con una nueva conducción: asumió como interventor Eduardo Pujol, un pediatra de larga trayectoria en Salud Pública, pero esa no fue la única novedad para el centro sanitario, ya que próximamente estrenará modernos quirófanos, equipamientos y el inicio de otras obras, como las instalaciones para el tomógrafo.
El ministro de Salud Pública de la Provincia, Ricardo Cardozo, encabezó el acto ayer, en el que asumió Pujol, quien fue designado para cumplir tal rol por la Resolución N° 372.
Pujol es médico pediatra y cuenta con una amplia trayectoria en Salud Pública, se desempeñó como director del Hospital “Ángela I. de Llano” en la capital, además cumplió funciones en el nivel central como director de Gestión Hospitalaria y director de Promoción y Protección de la Salud. En la actualidad, es el director de Coordinación de Regiones Sanitarias y de la Red de Derivaciones.
En el acto, Cardozo estuvo acompañado por directores del nivel central de Salud Pública y por el director saliente del hospital María Auxiliadora, Walter López, entre otros.
“La idea es que este hospital siga teniendo proyección y sobre todo, tenga la solidez en la respuesta a las necesidades de la región sanitaria 2 y por supuesto de la ciudad de Saladas”, dijo el ministro Cardozo.


“El sentido de este cambio es darle una nueva dinámica, proyección e incorporar mejoras a este hospital, basado en el trabajo que se venía haciendo y por eso es que Walter López va a seguir formando parte de la Dirección del hospital”, indicó.
En esta línea, remarcó: “Con respecto a Eduardo, confío en su capacidad, es un hombre de gestión absoluta, tiene su carácter y necesitamos eso, necesitamos que se tomen algunas medidas que hay que tomarlas y cuenta con el apoyo absoluto del gobernador Gustavo Valdés y el mío también, por lo que le deseamos todo el éxito”.
Por otra parte, el ministro se refirió a las proyecciones para el hospital. “Estamos a punto de inaugurar el quirófano, hecho con tecnología moderna. Además estamos por iniciar la construcción para la instalación del tomógrafo y hemos enviados equipamientos e instrumentales recientemente y otro de los objetivos es mejorar la infraestructura, lo edilicio, y lo vamos a hacer”.
Agradeció y destacó el compromiso del personal del hospital “porque sin el trabajo cotidiano, silencioso, es difícil llevar adelante un hospital tan grande”. “Este ministerio y este ministro están abiertos a cualquier requisitoria, solicitudes y quejas, y Eduardo también, para seguir creciendo”, agregó.
En este sentido, transmitió un mensaje al personal hospitalario: “En Salud Pública no estamos para que uno tenga un protagonismo en un servicio o en una dirección, es decir, yo puedo ser un profesional brillante en mi servicio, pero si atiendo mal a las personas no sirve para nada lo que estamos haciendo, por lo que insto a que se siga por el camino en esta tarea de estar a disposición de los pacientes”.
Por su parte, el nuevo interventor del hospital de Saladas, dijo: “Para mí es una situación especial y un gran desafío y voy a cumplir con mi trabajo para el cual me he formado durante 18 años de trayectoria en Salud, trabajando en hospitales y con muchas situaciones que nos han formado en la gestión pública”.
“Este gran desafío lo vamos a cumplir juntos, con todo el equipo de Salud Pública. Venimos a trabajar, a proyectar el hospital y a dar respuesta a la comunidad”, remarcó.