17/02/2020
CERRAR

EN VIVO
Estado del Puente
Ampliar

Valdés firmó el convenio para que la tarjeta Alimentar llegue a Corrientes

El gobernador y el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, sellaron la implementación del programa en la provincia. Se destinarán unos 264 millones de pesos para beneficiar a 52.458 familias.  


El gobernador Gustavo Valdés firmó ayer en Buenos Aires con el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, el convenio para que la tarjeta Alimentar comience a ser distribuida en territorio correntino. De este modo, 52.458 familias comenzarán a recibir este beneficio como parte del Programa Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional que destinará así unos 264 millones de pesos en la provincia de Corrientes.
La reunión entre el mandatario provincial y el funcionario nacional tuvo lugar en la sede ministerial ubicada en la avenida 9 de Julio 1925, de la Capital Federal, desde las 18.30 y tras los saludos protocolares propios de un primer encuentro entre dos autoridades, procedieron a rubricar el documento que establece las obligaciones de ambas administraciones para la correcta implementación de este programa en territorio correntino.
Se trató de un acuerdo institucional entre la Nación y la Provincia para la aplicación del componente lanzado por la gestión del presidente Alberto Fernández.
“En Buenos Aires, reunido con el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, acordamos la implementación de la tarjeta Alimentar en beneficio de 52.458 correntinos. La medida es posible gracias al trabajo articulado entre el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación y el Gobierno de Corrientes”, tuiteó Valdés.
Asimismo, el mandatario provincial agregó que “esta ayuda económica será por un total de $ 264 millones mensuales y estará destinada a las familias más necesitadas, un total de 99.600 personas. Colaborando con cada hogar, brindamos protección social”.


Cabe recordar que el ministro de Desarrollo Social de la Provincia, Adán Gaya, tras un previo encuentro con Arroyo la semana pasada, ya había detallado que de las 52.458 tarjetas Alimentar, unas 25.245 corresponden a beneficiarios de la asignación universal por hijo (AUH) de un solo hijo, quienes recibirán un monto de 4.000 pesos mensuales.
Mientras que para madres de dos hijos o más de la AUH (74.410 hijos), que dispondrán de 6.000 pesos, corresponden 27.213 plásticos; además de 1.010 tarjetas para personas con hijos con discapacidad y las embarazadas con más de tres meses de gestación son 2.739 las que recibirán este beneficio. Es así que en total, estas 52.458 tarjetas servirán para alimentar a 99.665 hijos en Corrientes.
Gaya había informado que “la entrega de tarjetas se va a coordinar entre ambos ministerios (Nación y Provincia) con organismos como la Anses, que estarán participando de los operativos de entrega; el Renaper en algunos casos y también los municipios, por la cuestión operativa y de logística”.

El programa

La tarjeta Alimentar es un instrumento del Programa Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional para que los beneficiarios accedan a la canasta básica alimentaria. Permite comprar todo tipo de alimentos, a excepción de bebidas alcohólicas.
Está destinado a madres o padres con hijos e hijas de hasta 6 años de edad que reciben la AUH. También a embarazadas a partir de los 3 meses que cobran la asignación por embarazo y personas con discapacidad que reciben la AUH.
Su implementación será automática a partir del cruce de datos entre la Anses y la AUH, por lo que no hace falta realizar ningún trámite. Cuando una mujer está en el tercer mes de embarazo, ingresa al sistema; y cuando su hijo o hija cumple siete años, sale del sistema de manera automática. La Anses dará aviso por teléfono o mensaje de texto al número que está registrado en su base de datos.
Las tarjetas serán entregadas de manera directa por el Banco Nación, o el banco público que determine cada provincia. No habrá intermediarios ni gestores.
El tercer viernes de cada mes la tarjeta se recargará de manera automática. No permitirá extraer dinero en efectivo.
Esta política se está implementando por etapas en todo el país y no reemplaza ningún programa existente.