20/01/2020
CERRAR

EN VIVO
estado del puente
Ampliar

Repudio argentino al golpe de Maduro al parlamento venezolano


Venezuela se hunde cada vez más en una profunda crisis política. Si de acuerdo al cristal con que se lo mire  podría decirse que tiene dos presidentes o no, Nicolás Maduro y Juan Guaidó, ahora también tendrá dos presidentes, o no, de la Asamblea Nacional, todo al golpe parlamentario que dio el chavismo intentando desplazar a quien es reconocido por las principales potencias mundiales como presidente encargado de Venezuela, Guaidó, quien finalmente reunión la mayoría parlamentaria opositora en la redacción del diario El Nacional  para ser reelegido en el cargo.
De tal magnitud de escándalo antidemocrático fue el golpe parlamentario que intentó dar Maduro, que hasta el mismo gobierno argentino salió a rechazarlo y repudiarlo aunque evitando la palabra golpe.
El Parlamento había convocado a sesión para las 11 de la mañana de este domingo y Guaidó aseguraba contar con votos "más que suficientes" para ser ratificado en el cargo, desde el cual reclamó el 23 de enero de 2019 la presidencia encargada de Venezuela con reconocimiento de medio centenar de países, encabezados por Estados Unidos.
Pero Maduró mandó a bloquear el acceso al Parlamento a sus manifestantes y a la Guardia Nacional Bolivariana no permitiendo la entrada de Guaido y los legisladores que lo apoyaban, lo que fue aprovechado por un diputado opositor rival de Guaidó, Luis Parra, quien se autoproclamó presidente del Parlamento de Venezuela con apoyo del chavismo y sin la presencia de Guaidó en el Palacio Legislativo, lo que la oposición denunció como "un golpe de Estado parlamentario".
Parra, quien tras ser acusado de corrupción rompió con Guaidó, se juramentó con un megáfono mientras el jefe parlamentario intentaba, sin éxito, entrar a la sede de la unicameral Asamblea Nacional. En cuatro horas de forcejeos y discusiones a través de piquetes policiales y militares en los alrededores del Palacio Legislativo, Guaidó se quedó fuera junto con otros legisladores aliados.
Sí ingresaron, sin problemas, diputados del chavismo y legisladores opositores críticos de Guaidó. La Asamblea Nacional, en su cuenta de Twitter, denunció que Parra se proclamó "sin votos y sin quorum" y la oficina de comunicaciones de Guaidó tildó de "golpe de Estado parlamentario" ese acto.
Después del golpe parlamentario en su contra, el líder opositor de Venezuela, Juan Guaidó, se dirigió junto a diputados aliados a la sede de El Nacional, un medio de comunicación crítico de Nicolás Maduro, donde fue ratificado como presidente del Parlamento.
"Juro ante Dios y el pueblo de Venezuela hacer cumplir" la Constitución como "presidente del Parlamento y presidente encargado de Venezuela", dijo Guaidó tras recibir votos de 100 legisladores en una sesión en la que participaron diputados inhabilitados por acusaciones penales.
La oposición ganó 112 de 167 escaños en las elecciones legislativas de 2015, pero ha sufrido divisiones y, además, una treintena de legisladores se exiliaron o se refugiaron en sedes diplomáticas por procesos judiciales. Guaidó ha denunciado "sobornos" a congresistas para ponerlos en su contra.
 
Rechazo argentino
 
El Gobierno Nacional, conocido el golpe parlamentario, lamentó los enfrentamientos en el Parlamento de Venezuela que buscaban el desplazamiento del presidente encargado de ese país, Juan Guaidó, que buscaba ratificar su poder frente a la Asamblea Nacional.
"El gobierno argentino lamenta profundamente los episodios registrados en el día de la fecha en la República Bolivariana de Venezuela", dice el comunicado. Y agrega: "Resultan inadmisibles para la convivencia democrática los actos de hostigamiento padecidos por diputados, periodistas y miembros del cuerpo diplomático al momento de procurar ingresar al recinto de la Asamblea Nacional, para elegir a las nuevas autoridades de su junta directiva. Al frustrarse el funcionamiento de un cuerpo democrático colegiado, lo ocurrido resulta un nuevo obstáculo para el pleno funcionamiento del Estado de Derecho".
La Cancillería, que conduce Felipe Solá, instó a "todos los partidos representados a reencausar el proceso de elección de sus autoridades en el pleno respeto de las reglas constitucionalmente establecidas".
El escrito fue difundido en medio de la fuerte condena internacional a los hechos ocurridos en Caracas y a la exigencia de la oposición argentina para que el Gobierno se expida.
A continuación, el comunicado completo:
El gobierno argentino lamenta profundamente los episodios registrados en el día de la fecha en la República Bolivariana de Venezuela.
Resultan inadmisibles para la convivencia democrática los actos de hostigamiento padecidos por diputados, periodistas y miembros del cuerpo diplomático al momento de procurar ingresar al recinto de la Asamblea Nacional, para elegir a las nuevas autoridades de su junta directiva.
Al frustrarse el funcionamiento de un cuerpo democrático colegiado, lo ocurrido resulta un nuevo obstáculo para el pleno funcionamiento del Estado de Derecho, condición esencial para permitir encaminar una salida transparente a la situación que hoy vive el pueblo venezolano.
Recuperar el diálogo entre las fuerzas políticas de Venezuela en un marco de pleno respeto de las libertades y los mecanismos institucionales, es el objetivo al que busca propender el gobierno argentino, para aliviar el padecimiento de millones de venezolanos dentro y fuera del país.
En esa búsqueda, y sin pretender involucrarnos en la situación interna de otros países, instamos a todos los partidos representados en la Asamblea a reencausar el proceso de elección de sus autoridades en el pleno respeto de las reglas constitucionalmente establecidas.
El gobierno argentino también hace un llamado a las democracias del mundo a que ayuden a facilitar ese proceso de diálogo para que Venezuela pueda recuperar a la brevedad la normalidad democrática que históricamente ha caracterizado a ese país.
El resguardo de la independencia de los poderes y de las inmunidades de los parlamentarios son condiciones indispensables para el normal funcionamiento del sistema democrático.