10/08/2020

La DPEC aclaró que la línea que afectó a una niña es una conexión clandestina


En relación al incidente sufrido por una niña al entrar en contacto con un alambrado electrificado (y que le ocasionara una fuerte descarga eléctrica con severas consecuencias para la menor), la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (DPEC), informó ayer que la línea eléctrica que provocó esta situación no pertenece a la red eléctrica de la distribuidora y que se trata de una conexión clandestina.
En la noche del miércoles, la Guardia de la DPEC tomó conocimiento del hecho a través de un llamado al 911. 
Al trasladarse la cuadrilla hasta el domicilio de la niña afectada, ubicado en el barrio El Cocal (San Antonio Este), el personal de la empresa constató que se trataba de una conexión clandestina y que una de las riendas metálicas que sostenían el poste (también colocado en forma irregular e ilegal), quedó electrificada por la línea clandestina que bajaba hasta su domicilio y a su vez, esta rienda metálica estaba en contacto con el alambrado de la vivienda donde ocurrió el incidente. 
Inmediatamente, el personal de esta Dirección sacó el peligro y cortó la línea clandestina.
“Resulta importante resaltar una vez más que toda la estructura eléctrica señalada: poste y línea que alimentaba al domicilio son clandestinas y no corresponden al tendido eléctrico de la DPEC”, informó la empresa. 
“Esta Dirección apela a la conciencia de los vecinos para evitar las conexiones clandestinas, que no solamente ponen en riesgo sus propias vidas, sino también la de sus familias y ocasionales transeúntes”, remarcaron.
Po último, la distribuidora eléctrica recordó: “La DPEC dispone, en todas sus oficinas comerciales, de un trámite rápido y sencillo para solicitar el alta de suministro y acceder como usuario registrado a un servicio seguro y de calidad.
La menor afectada fue internada en la noche del miércoles en el hospital pediátrico después de que recibiera una fuerte descarga eléctrica y sufriera quemaduras severas.