14/12/2019

Boca Unidos: un andar irregular que le volvió a costar la punta

El Aurirrojo cayó ante Depro, por la 14ª fecha. En un mal partido, igualaba en uno y fue derrotado sobre el final. Otra vez Núñez “se hizo” expulsar.


Foto: @ClubDePro

Boca Unidos no puede conseguir un transitar regular en el Torneo Federal A, y luego de lo que fue la gran victoria siete días atrás en Corrientes, ayer volvió caer en su paso por Entre Ríos.
El elenco correntino visitó, por la 14ª fecha, a Defensores de Pronunciamiento, equipo que hacía cinco fechas no sabía de triunfos, y fue derrotado por 2-1 sobre el final del juego. En la parte inicial, a los 27 minutos, Mauro Siergiejuk abrió la cuenta para el local.
Ya en el complemento, a los 33 minutos, Martín Fabro logró la igualdad transitoria para el equipo de la Ribera, pero en una de las últimas jugadas del partido, a los 45 minutos, Nahuel Valenzuela puso cifras definitivas para los entrerrianos.
Cuando se jugaban 25 minutos del segundo tiempo, Cristian Núñez incurrió nuevamente en una agresión a un rival, tal como lo había hecho fechas atrás ante Crucero del Norte, y se fue expulsado.
Lo hecho ayer por los conducidos por Daniel Teglia distó mucho de un equipo con pretensiones. Es más, en el trámite de juego pareció que el rival de turno, que deambula en la zona baja de la tabla, era el líder del grupo A, y Boca Unido, quien buscaba sumar para salir del fondo.
El protagonismo, desde el vamos lo tomó Depro. Ante un rival sin ideas y con su columna vertebral “adormecida”. Sin Gabriel Morales y Rodrigo Migone produciendo, tanto Antonio Medina como Núñez quedaron aislados y casi sin participación en cancha.
Depro fue práctico y encontró en los laterales los puntos de acceso para vulnerar a Boca Unidos. A los 27 minutos de la parte inicial, desde un tiro libre, Kevin Meyer recibió la pelota por la derecha, metió un sombrerito para eludir la marca y en el centro atrás apareció Siergiejuk para establecer el 1-0.
Boca Unidos intentó tímidamente una reacción, pero todo se limitó a arrestos individuales o disparos de media distancia.
En el complemento, las intenciones de uno y otro equipo eran las mismas. Boca Unidos, sin muchas luces, buscaba explotar el mediocampo, pero ayer ni Gabriel Morales ni Migone estuvieron finos con la pelota. 
Defensores, por su parte, se replegó unos metros y apostó a la contra, y así hasta los 20 minutos de la parte final el partido ofreció muy poco. El Aurirrojo no conectaba en la cancha y para colmo se iba a quedar con un jugador menos. A los 25 minutos, Núñez le aplicó un codazo a un rival que fue observado por el juez Nahuel Viñas, que inmediatamente le mostró la tarjeta roja.
Con uno menos y sin ideas para jugar, Boca Unidos casi que se iba a encontrar con una igualdad que a esa altura era más que negocio. A los 33 minutos, desde un lateral por la izquierda, Huth recibió y tiró el centro y en el rebote Fabro definió para el empate. Era mucho premio para un mezquino equipo correntino que intentó aferrarse a la igualdad para traerse al menos un punto. Pero este Boca Unidos tiene lagunas y esas le costaron y le siguen costando partidos. A los 45 minutos del partido, un remate de media distancia tuvo una mala respuesta del arquero José Aquino, que con un rebote le sirvió la pelota a Valenzuela para que este definiera y pusiera diferencias.
No hubo tiempo para más, y Boca Unidos dejó en su paso por Entre Ríos tres puntos y la punta del grupo. Queda una jornada para cerrar la fase inicial. El Aurirrojo recibirá a Douglas Haig el próximo fin de semana, y luego Teglia tendrá mucho que analizar durante el receso para que este equipo vuelva a ser sólido en su juego y mantenga aspiraciones de ascenso.